Caso FARC hace rodar cabeza de ministro de Seguridad en Costa Rica

SAN JOSE (AFP) – El gobierno costarricense cesó al ministro de Seguridad Pública, Fernando Berrocal, en vísperas de su comparecencia ante el Congreso, prevista para el lunes, porque su afirmación de que hay políticos locales que tienen vínculos con las guerrillas colombianas y el narcotráfico no tiene “fundamento”.

“La decisión que se tomó ayer (domingo) es porque consideramos que hubo manifestaciones públicas de Don Fernando que el gobierno no comparte (…) se han creado expectativas peligrosas, se han hecho afirmaciones sin fundamento”, dijo el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, a periodistas.

“El gobierno no tiene las listas que se han anunciado públicamente”, declaró Arias. Las afirmaciones del cesado ministro deben ser investigadas en “las instancias correspondientes”, como la Fiscalía y la comisión parlamentaria que se va a crear para tal efecto, agregó.

El gobierno costarricense pretende enviar a Colombia en los próximos días una comitiva que estaría integrada por la vicepresidenta, que ha asumido temporalmente la cartera de Seguridad, Laura Chinchilla, el canciller Bruno Stagno y el fiscal general Francisco Dall’Anese para recabar información.

“Es mejor ir allá a las fuentes para traer todas las informaciones” que tengan los “cuerpos de inteligencia colombianos sobre posibles vinculaciones de las FARC en Costa Rica”, dijo Arias.

Berrocal hizo la declaraciones que le han costado el cargo a raíz del hallazgo, el 14 de marzo, de 480.000 dólares pertenecientes al ‘canciller’ de las FARC Rodrigo Granda, en una caja fuerte guardada en casa de un matrimonio costarricense desde 1998, gracias a la información contenida en el ordenador de Raúl Reyes, muerto en un ataque del ejército colombiano en Ecuador.

La salida de Berrocal, decidida el domingo tras una larga reunión con el presidente Oscar Arias y el ministro de la Presidencia, en vísperas de su comparecencia ante la Asamblea Legislativa, provocó airadas reacciones entre fuerzas políticas aliadas y opositoras al gobierno en el Parlamento, que lo han acusado de “falta de transparencia”.

“Se le va a solicitar al ex ministro los documentos que iba a presentar al Congreso para ponerlos de inmediato en conocimiento de la comisión que se va a nombrar en la Asamblea Legislativa”, dijo por su parte Arias.

Para Elisabeth Fonseca, jefa de la fracción parlamentaria del Partido de Acción Ciudadana (PAC), la principal fuerza de la oposición, la salida de Berrocal “deja más dudas que respuestas”.

Desde que surgió la crisis hace dos semanas, las declaraciones de Berrocal –cuya cartera incautó más de 50 toneladas de cocaína y desmanteló varias redes del narcotráfico desde que asumiera el cargo en mayo de 2006– también provocaron reacciones de la embajada de Colombia y del Alto Comisionado de ONU para los Refugiados.

Berrocal insinuó que el otorgamiento de 10.000 cupos para refugiados por ACNUR y el gobierno de Miguel Angel Rodríguez en 2000 y 2001 habría obedecido a hechos de corrupción y no a “altruismo”, y afirmó que entre los refugiados muchos eran delincuentes y guerrilleros.

You must be logged in to post a comment Login