Descarta El Salvador subsidios ante situación económica

San Salvador.- El gobierno de El Salvador rechazó otorgar cualquier tipo de subsidio, como lo demandan varios sectores del país, por la debacle económica que vive el país ante los altos precios del petróleo en el entorno mundial y problemas internos.

El secretario técnico de la Presidencia, Eduardo Ayala Grimaldi, señaló que la problemática de los hidrocarburos ha llevado al encarecimiento de los alimentos en el país y en muchas partes del mundo y que no está al alcance de las autoridades detener el fenómeno.

Sin embargo, expresó que el Ejecutivo está buscando las posibles alternativas para minimizar el impacto, como una mayor producción nacional agrícola, pero dejó claro como ejemplo que no pueden influir en el precio del trigo para que el pan baje de precio.

“Dar subsidio lo único que hace es, como decía el presidente (Antonio Saca), quitarle a alguien para trasladar a otro”, indicó el funcionario.

Ayala Grimaldi pidió a los sectores nacionales que demandan algún tipo de ayuda, a que no se cierren en sus posiciones de subsidios o de controlar los precios, ya que ambas medidas llevarían al país a una situación más caótica.

“Inicialmente, se sentiría un alivio, pero a la larga el problema en la economía de todos va a ser fuerte”, añadió el secretario técnico de la Presidencia.

Los panaderos artesanales, que en los últimos días han protagonizado dos huelgas en menos de un mes, demandan el 20 por ciento del subsidio debido a que la materia prima para elaborar el pan se ha encarecido de manera incontrolable en los últimos meses.

El saco de harina de trigo de 25 kilogramos pasó de 26 a 59 dólares en los últimos meses y ese incremento ha provocado que el precio del pan se incremente y además que el producto se haga más pequeño, lo cual ha profundizado la crisis en la economía familiar.

Por otra parte, los transportistas del servicio público exigen un mayor subsidio para el sector y fijar el precio del galón (3.8 litros) del diesel que sube todas las semanas y que ahora se ubica en 4.10 dólares al igual que las otras gasolinas.

El subsidio ordenado por el Ejecutivo desde el año pasado para los transportistas viene de 10 centavos de dólar que le cobran a los vehículos particulares por cada galón de combustible que compran, castigando aún más al consumidor.

Sin embargo, los transportistas aseguran que eso no es justo y que se golpea más los bolsillos del salvadoreño, y porque ese porcentaje que recibe cada unidad por el galón de diesel que se compra no compensa en nada la subida incontrolable del combustible.

Por el momento, el gobierno subsidia la electricidad, el gas propano utilizado para cocinar y el agua potable para miles de familias pobres, pero los empresarios consideran que debe revisarse esa estrategia ante las condiciones económicas que presenta el país.

Ayala Grimaldi dijo que una de las alternativas gubernamentales es que la Defensoría del Consumidor fiscalice para garantizar que no se especule con los precios, que no haya acaparamiento de productos ni distorsiones en el mercado en perjuicio de los consumidores.

El funcionario explicó que la Defensoría ha sido fortalecida para cumplir ese papel, pero el precio de los frijoles, maíz, cereales, lácteos, huevos, aceite, vegetales, carnes, se ha disparado y con ello ha aumentado la precaria situación de la población.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login