Suprema Corte rechaza apelaciones de siete mexicanos a pena de muerte

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos, negó hoy las apelaciones de siete reos mexicanos sentenciados a muerte en Texas, al ser casos similares al del también mexicano José Ernesto Medellín, rechazado la semana pasada.

El pasado martes, el máximo tribunal judicial del país determinó que en el caso de Medellín, el estado de Texas no está obligado a acatar el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya que ordenaba revisión de su sentencia por violar sus derechos como reo extranjero.

La Suprema Corte también desligó a Texas de tener que obedecer una orden del presidente George W. Bush a las entidades con reos mexicanos en pena de muerte, para que se obedeciera el fallo de la CIJ.

En marzo de 2004, la CIJ, el organismo judicial de las Naciones Unidas, ordenó la revisión de 51 casos de reos mexicanos sentenciados a muerte en Estados Unidos al señalar que se les habían violado sus derechos bajo la Convención de Viena.

La CIJ dictaminó que Estados Unidos y sus entidades violaron el artículo 36 de la Convención de Viena de 1963 al no ofrecer a estos mexicanos la posibilidad de acogerse a su derecho a asistencia diplomática “sin retraso” tras su detención.

El fallo de la CIJ propicio que los abogados de varios de los 51 reos mexicanos incluidos en el dictamen, interpusieran apelaciones argumentando tener derecho a una revisión judicial de sus casos.

La Suprema Corte admitió una de esas apelaciones, la de José Ernesto Medellín, sentenciado por participar en la violación y homicidio de dos adolescentes en Houston en 1994.

Sin embargo, el pasado martes, la Suprema Corte señaló que el Congreso no había promulgado leyes que obligaran a los estados a acatar tratados internacionales y rechazo la apelación de Medellín.

Como consecuencia de esa decisión, este lunes fueron rechazadas las apelaciones de los también mexicanos: Cesar Fierro Reyna, Ignacio Gómez, Humberto Leal García, Roberto Ramos, Virgilio Maldonado, Félix Rocha y Rubén Cárdenas, sentenciados a muerte por uno o varios homicidios en Texas.

El rechazo de sus apelaciones, deja a estos reos en peligro de ser ejecutados.

Sus fechas de ejecución, podrían comenzar a ser solicitadas una vez que la Suprema Corte resuelva este verano un caso relacionado a la constitucionalidad de la inyección letal, que mantiene frenado de facto la aplicación del castigo capital en todo el país.

Medellín y los siete que hoy perdieron sus apelaciones forman parte de los 14 mexicanos con pena de muerte en esta entidad.

De acuerdo con Programa de Asistencia Legal para Mexicanos en Pena de Muerte, instituido por el gobierno de México, un total de 57 mexicanos se encuentran en la actualidad sentenciados a ese castigo en las en las cárceles de Estados Unidos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login