Tras dos años de vigencia de TLC, aumenta déficit comercial de Honduras

TEGUCIGALPA (AFP) – Se cumplen este martes dos años de vigencia TLC suscrito por Centroamérica y República Dominicana con Estados Unidos, mientras aumenta el déficit comercial de Honduras y este país sufre la suspensión de la exportación de melones de una empresa local por parte de las autoridades norteamericanas.

Según las estadísticas del Banco Central hondureño, en 2007, segundo año de vigencia del tratado, también conocido por su sigla en inglés CAFTA-DR, Honduras exportó casi 2.200 millones de dólares e importó alrededor de 6.900 millones de dólares, lo que supone un déficit de cerca de 4.800 millones de dólares.

En 2006, cuando entró en vigencia el Tratado, Honduras exportó por 1.900 millones de dólares e importó casi 5.700 millones, lo que supuso un déficit comercial de más de 3.700 millones de dólares, mientras que el saldo negativo en 2005, cuando no había TLC, había sido de 3.000 millones de dólares.

De acuerdo con cifras oficiales, con el TLC, el 99 por ciento de los productos de exportación de Honduras entran libres de arancel a Estados Unidos y un 74 por ciento de los productos estadounidenses entran libres a Honduras.

Sin embargo, estos dos años han estado salpicados por medidas de Estados Unidos que, a juicio de los hondureños, han empañado el libre comercio que el TLC preconiza.

La última se produjo hace un par de semanas con el bloqueo por Estados Unidos al ingreso de los melones exportados por una de las mayores empresas hondureñas, Agrolíbano, que tiene sus plantaciones en la zona sur y emplea a miles de trabajadores, alegando contaminación por salmonella.

La Admistración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) realiza desde el lunes exámenes en las plantaciones para determinar si levanta el bloqueo a dicha fruta.

Hace un año también los legisladores estadounidenses planearon aumentar de 0,05 a 3 dólares el gravamen a los puros procedentes de Centroamérica y República Dominicana, para destinar el dinero a atender programas de protección de la infancia, aunque finalmente sólo quedó en un susto para los productores hondureños.

Menos suerte tuvieron los calcetines procedentes del país centroamericano, sobre los que se aplicará un impuesto, aunque todavía no se ha definido ni el porcentaje ni la fecha en que entrará en vigor.

Estados Unidos alega que el aumento de las exportaciones de calcetines hondureños, que pasaron de 10 a 20 millones de dólares en 2007, están haciendo perder empleos en su territorio.

Las importaciones de calcetines de Honduras apenas representan el 10% del total de ese rubro en Estados Unidos, mientras que el 50% llega de Pakistán y de China.

You must be logged in to post a comment Login