Campaña en California por lavacoches

Los Angeles.- Trabajadores hispanos dedicados a lavar automóviles y organizaciones civiles lanzaron en California una campaña para conformar un sindicato en defensa de sus derechos laborales, tras denunciar los abusos a que son sometidos.

Una de las líderes de estos trabajadores, Dolores Huerta, afirmó que “muchos de los lavacoches son indocumentados, la mayoría mexicanos y muchos de éstos siguen siendo explotados ya que sólo reciben propinas como sueldo”.

Huerta, junto a activistas y líderes de diversas organizaciones realizaron una protesta este fin de semana para exigir mejores condiciones para “carwasheros” como aquí se conoce a los lavacoches.

La condición de los trabajadores fue denunciada en un reportaje del diario Los Angeles Times en donde se expuso la situación de mal trato, abuso e intimidación a que son sometidos los “carwasheros” por parte de patrones.

Tras conocerse esta situación, diversas organizaciones se sumaron a la campaña para conformar el primer sindicato de “carwasheros”, integrado por indocumentados o no, pero que sus derechos laborales sean protegidos.

La red de Acción Ciudadana CLEAN fue integrada por cerca de una decena de organizaciones entre éstas la central obrera más grande de Estados Unidos AFL-CIO, y la Unión de Libertades Civiles de América (ACLU).

“He trabajado hasta 11 horas sin descanso por las que recibí de sueldo 35 dólares. No tenemos tiempo para comer, pero uno lo hace por necesidad para pagar altas rentas y mantener a los hijos”, explicó Rosendo Sánchez un lavacoches de origen mexicano.

“Antes había trabajado en otro lavacoches, pero ahí el patrón me amenazaba que si no me gustaba que me fuera y así lo hice ahora tengo tres años en un lavado de coches en donde al principio me pagaban 1.25 dólares la hora y mis propinas”, recordó.

Sánchez comentó que “estamos acostumbrados a no sentir los brazos de tanto cansancio al final de la jornada. A trabajar con pies mojados o fríos aunque usen botas y a estar enfermos de la garganta eso ya es parte de lo normal del día”.

“Aún cuando el salario mínimo en California es de ocho dólares por hora los patrones se acostumbran a poner condiciones a los recién llegados y si ya pueden lavar bien un coche cambian tus condiciones”, apuntó el mexicano.

“Muchos no tienen tiempo para comer ni acceso a agua, no tienen turnos de descanso y trabajan con químicos peligrosos para su salud”, denunció por su parte el portavoz de la Central Sindical AFL-CIO, Paul Lee.

Según estimaciones, en los condados de Los Angeles y Orange, en el sur de California, hay entre 450 y 500 negocios de lavado de autos en los que trabajan de siete mil a 10 mil empleados, muchos de ellos indocumentados.

Un reciente estudio mostró que quienes lavan vehículos están expuestos a productos tóxicos, como fluoruro de hidrógeno, zinc y otros ácidos que con uso permanente provocan daño en piel, ojos y vías respiratorias.

“Al menos la mitad de los dueños de lavados de autos se burlan de la ley del salario mínimo desde hace mucho”, estimó David Dorame, investigador de salarios bajos de la División de Aplicación de Estándares Laborales de California.

El requisito de “sólo propinas” se aplica a algunos empleados nuevos, hasta que los dueños están satisfechos de que pueden secar bien un auto, denunciaron los trabajadores que por lo general ganan entre 10 y 30 dólares por día.

El periódico Los Angeles Times apuntó que pese al debate nacional sobre migración ilegal, autoridades migratorias reconocen no haber hecho una redada en un sólo lavado de autos en California, al menos en los últimos cuatro años.

En el sur de California, cada lavado de automóviles tiene un ingreso bruto promedio de casi un millón anual, según la organización patronal Western Carwash Association.

Las empresas que cumplen con la ley tienen márgenes de ganancias de 8.0 a 10 por ciento y a veces apenas les alcanza para pagar la nómina, dijo Randy Cressall, miembro de la asociación y dueño del Valencia Auto Spa en Valenci

You must be logged in to post a comment Login