Estados Unidos acelera construcción de muro fronterizo con exención de leyes

El Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (DHS) anunció el martes que emitirá dos exenciones a ciertas leyes para acelerar la construcción de un muro en la frontera con México.

El DHS informó en un comunicado que el Congreso otorgó a esa entidad federal la autoridad de suspender cualquier requerimiento para instalar de manera rápida “barreras físicas y caminos adicionales en la frontera” contra la inmigración ilegal.

“La actividad criminal en la frontera no termina en un debate interminable ni en litigios prolongados”, dijo el secretario de Seguridad Interna, Michael Chertoff.

El Congreso y el pueblo de Estados Unidos indicaron que esperan seguridad fronteriza y “nosotros estamos serios en cumplir, y estas exenciones permitirán importantes proyectos de seguridad para seguir avanzando”, señaló.

Chertoff indicó que, al mismo tiempo, “valoramos la necesidad para la participación del público sobre cualquier potencial impacto de nuestros planes de infraestructura fronteriza en el medio ambiente, y la continuaremos pidiendo”.

En una primera reacción, la embajada de México en Washington reiteró la posición mexicana de rechazo a la construcción de muros fronterizos.

“El presidente Felipe Calderón ha subrayado desde el inicio de su gobierno su rechazo a la construcción y extensión de la valla fronteriza y ha puesto también sobre la mesa sus preocupaciones por el potencial impacto ambiental de la medida”, dijo el portavoz Ricardo Alday.

Una de las exenciones aplica a ciertas leyes ambientalistas y de administración de terrenos para proyectos en California, Arizona, Nuevo México y Texas, que abarcan unos 756 kilómetros.

El DHS indicó que esa exención facilitará la construcción adicional de bardas pedestres y vehiculares, así como torres, sensores, cámaras, equipos de detección y caminos en la proximidad fronteriza.

La segunda exención fue firmada para el proyecto de unos 35 kilómetros de barda y dique fronterizo en el condado de Hidalgo, en Texas, para proteger de inundaciones y permitir a la Patrulla Fronteriza una “importante infraestructura táctica”.

Además de las leyes ambientales y de administración de los terrenos, esa exención atiende otros impedimentos legales y administrativos para completar el proyecto a fin de año, indicó.

El DHS señaló que una parte sustancial de los proyectos protegidos con las exenciones ya han sido sujetas a revisiones ambientales y que en lugares donde todavía no han ocurrido se realizará una revisión antes del inicio de cualquier construcción grande.

El DHS expresó su compromiso a la responsabilidad ambiental y su trabajo con otras entidades federales, a la vez que recalcó su “alta prioridad” de interacción con funcionarios locales, propietarios de terrenos y la comunidad sobre los planes.

Informó que desde mayo de 2007 ha contactado a más de 600 propietarios de terrenos y han tenido más de un centenar de reuniones.

La entidad federal indicó que en tres ocasiones anteriores, entre 2005 y 2007, ha hecho uso de las exenciones similares.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login