Jóvenes piden el fin de la pobreza

Alrededor de 500 jóvenes de escasos recursos económicos de diferentes ciudades de Estados Unidos pidieron en el Capitolio que se escuchen sus voces y experiencias para terminar con la pobreza en todo el país.

“Hemos venido a Washington para unir nuestras voces, hablar de las realidades del país y plantearnos cómo Estados Unidos debería encontrarle soluciones a los problemas hoy para sobrevivir en el futuro”, dijo Antonio Ramírez, de la organización Youth Build.

Ramírez, quien se graduó de Rockford College en Illinois, considera que millones de jóvenes en todo el mundo afrontan los mismos problemas, particularmente los grupos minoritarios y pidió una educación sistematizada y fondos para prepararse mejor.

Los jóvenes participaron el martes en presentaciones en el Teatro Lincoln. En medio del bullicio aparecieron en el escenario dos personajes que no estaban anunciados en el programa.

En primer lugar hizo su ingreso el activista de los derechos civiles Jesse Jackson y a los pocos minutos apareció el senador demócrata John Kerry, ambos ex aspirantes del Partido Demócrata a la presidencia de Estados Unidos.

“Ustedes no solamente tienen el poder de influir para que se reduzca el pago de la colegiatura en todo el país sino también el poder para lograr que la guerra termine”, remarcó Jackson.

Jackson narró parte de su experiencia como enviado especial para encontrarle solución a problemas de incidencia internacional así como también a nivel nacional.

Por su parte Kerry visualizó entre los presentes a altos dirigentes, futuros congresistas, senadores y hasta presidentes de Estados Unidos.

“Para lograr eso todo está en que se preparen, se mantengan trabajando fuerte y sean responsables con las necesidades del país. Lo que está bien hay que dejarlo como está, pero lo que está mal hay que hacerlo cambiar para que esté bien”, recomendó Kerry.

Durante la ceremonia alrededor de una decena de estudiantes narraron sus propias experiencias en medio de la pobreza para lograr sus metas. Una fue la estudiante latina de raíces indígenas Cheyenne Vancooten.

“Además de la pobreza en que yo crecí también por años fui víctima de la marginación y la discriminación, más que todo en mis años de primaria y parte de la secundaria”, destacó Vancooten.

Agregó que “eso no me doblegó y seguí adelante hasta graduarme con altos honores” (Summa Cum Laude) en Sociología en el Hunter College de Nueva York.

Vancooten inició posteriormente estudios en Columbia University, también en Nueva York, donde este año va a continuar la carrera de Psicología.

“Espero que mi historia les sirva de ejemplo y tengan presente que a pesar de la marginación de que fui objeto pude salir adelante y sigo luchando para ser mejor”, puntualizó.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login