Francia envía misión médica para rehenes, aún sin aval de las FARC

BOGOTA (AFP) – Francia anunció el comienzo el miércoles de una misión médica para atender en Colombia a la rehén colombo-francesa Ingrid Betancourt, mientras crecían las dudas sobre sus posibilidades de éxito ante la falta de aval explícito por parte de la guerrilla de las FARC.

La presidencia francesa anunció en un comunicado que la misión humanitaria “ha comenzado en enlace con las autoridades concernidas”. El avión con los miembros de la misión despegó por la tarde del aeropuerto militar de Villacoublay, en las afueras de París, y debía hacer escala en las Antillas.

Sin embargo, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) anticipó que no recibió ningún pedido de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que permita enviar los médicos para que atiendan a Betancourt en las selvas del sureste de Colombia.

“Para nuestra participación en esa misión la solicitud debe venir directamente de las FARC que son las que tienen los rehenes”, explicó la jefa de la delegación del CICR en Bogotá, Barbara Hintermann.

El presidente colombiano Alvaro Uribe ha dicho estar dispuesto a suspender operativos militares en una zona específica para permitir la atención médica.

Hintermann señaló que ese organismo tiene todo listo para participar en la misión, pero “falta la solicitud de las FARC”.

“Por supuesto, si no hay la solicitud de parte de la guerrilla de las FARC estas acciones no podrán concretarse”, dijo a la AFP Carlos Lozano, director del periódico del Partido Comunista y quien medió en anteriores gestiones para obtener la libertad de los rehenes.

Lozano subrayó que uno de los principales escollos es la falta de un interlocutor en la guerrilla, tras la muerte de Raúl Reyes en una incursión militar colombiana en Ecuador el 1 de marzo.

“Todo lo que humanamente hemos podido hacer lo hemos hecho; ahora hay que esperar que nuestros enviados especiales, (y) el médico, puedan llegar al lugar. No es simple, es físicamente muy difícil, y moralmente también muy difícil”, comentó el miércoles el canciller francés Bernard Kouchner.

Otro problema además son las comunicaciones en Guaviare, territorio selvático de más de 42.000 km2, con pocas carreteras y cuyo principal aeropuerto tiene capacidad limitada.

De todas maneras, Astrid Betancourt, hermana de la rehén franco-colombiana, afirmó desde París a la radio colombiana Caracol que no existía compromiso de la guerrilla colombiana para recibir una misión francesa.

“(…) No hay compromiso concreto de parte de las FARC. No es una cuestión de dificultad en las comunicaciones”, precisó a la AFP.

El martes el presidente francés Nicolas Sarkozy reiteró su llamado por la libertad de Betancourt -que es francesa por adopción- y advirtió a las FARC que si ella muere “sería un error político grave además de una tragedia humanitaria”.

En Bogotá, la senadora colombiana Piedad Córdoba dijo a periodistas que según le informó la embajada de Francia, el estado de salud de Betancourt es “muy grave”.

La ex candidata presidencial fue secuestrada en febrero de 2002 y junto a tres estadounidenses, policías y militares colombianos hacen parte del grupo de al menos 39 rehenes que esa guerrilla pretende canjear por rebeldes presos.

Desde hace cuatro meses, cuando se conocieron dramáticas fotos y videos de varios rehenes, entre ellos de una Betancourt muy demacrada y abatida, se multiplicaron los pedidos de Colombia, Francia y Venezuela -entre otros- para que se permita una misión médica, sin obtener respuesta de la guerrilla.

Hintermann dijo que el CICR mantiene un “diálogo confidencial con las FARC sobre el estado de salud de todos los rehenes”, varios de los cuales están muy enfermos, pero enfatizó que desconoce datos recientes sobre Betancourt.

Francia anunció la operación humanitaria después de numerosas versiones de habitantes del departamento de Guaviare que dijeron que Betancourt estaba muy grave.

You must be logged in to post a comment Login