La Scala de Milán se rinde por primera vez a la batuta de una mujer

ROMA (AFP) – Por primera vez en la historia del templo de la lírica, el Teatro La Scala de Milán, una mujer, la estadounidense Marin Alsop, dirigirá el domingo la orquesta Filarmónica, rompiendo un tabú del mundo de la música italiana.

La artista neoyorquina, de 50 años, que es también la primera mujer directora musical de la prestigiosa Orquesta Sinfónica de Baltimore, entre las mayores formaciones de Estados Unidos, dirigirá por tres días (6,7 y 9 de abril) desde el podio que perteneció al legendario maestro italiano Arturo Toscanini.

El domingo, cuando Alsop empuñará la batuta en el palco del teatro milanés, entrará en los anales de La Scala al haber quebrado una de las barreras que quedaban por superar a la mujer.

Alsop, que estudió también violín y se formó en la Universidad de Yale, presentará un programa sugestivo con “El mandarín maravilloso” de Bela Bartok y la sinfonía “Del nuevo mundo” de Antonin Dvorak.

La directora, que llegó Italia a mediados de la semana, confesó recientemente a la prensa que “nunca se ha sentido discriminada por ser mujer”, aunque suele interrogarse sobre las razones por las que las mujeres no llegan a altos cargos en los medios musicales.

La invitación a Alsop forma parte del programa novedoso que impulsa La Scala desde hace dos años al decidir abrir sus puertas a talentosos jóvenes directores, como el británico Daniel Harding y el venezolano Gustavo Dudamel, los dos menores de 30 años.

La música estadounidense, que ha dirigido como invitada cuatro de las mayores orquestas estadounidenses (New York, Filadelfia, Chicago y Los Angeles) fue también la primera mujer titular de una orquesta británica, la Bournemouth Symphony Orchestra.

En un mundo considerado misógino, en el que las mujeres han tenido dificultad a entrar, se cuentan con los dedos de las manos las mujeres que han llegado a dirigir orquestas importantes.

Inclusive han tenido problemas para entrar como instrumentistas en formaciones tales como la Filarmónica de Viena y la Filarmónica de Berlín.

Los expertos recuerdan el enfrentamiento en los años 80 entre el gran director Herbert Von Karajan y la orquesta berlinesa tras pretender contratar a una clarinetista, en un momento en que no había mujeres en la renombrada formación.

En el llamado “Coliseo milanés”, que vio brillar en los últimos años a directores de la talla de Riccardo Muti y Claudio Abbado, Alsop cumplirá un paso emblemático y a la vez enviará un mensaje a las demás orquestas del mundo.

“Todos quieren un director de orquesta que priviligie la música y el compositor, inpedendientemente de que en el podio se encuentre un hombre o una mujer”, comentó la directora estadounidense, conocida por su temperamento enérgico, su cuerpo atlético -corre y levanta pesas como deporte- y su poca tendencia a la mundanidad.

You must be logged in to post a comment Login