Llega a Colombia el avión de misión humanitaria francesa por Betancourt

PARIS (AFP) – El avión de la misión humanitaria francesa para tratar de ayudar a la franco-colombiana Ingrid Betancourt llegó el jueves a Colombia, aunque la guerrilla de las FARC no ha “respondido” a la posibilidad de mantener un encuentro con la rehén, según una fuente cercana al caso.

“El avión llegó a Colombia”, indicó a la AFP una fuente de la presidencia francesa.

Interrogada sobre qué posibilidad tiene esta misión de entrar en contacto con Ingrid Betancourt, la fuente respondió: “No tenemos respuesta de las FARC”, que la secuestraron hace más de seis años.

El aparato, un Falcon 50, hizo escala en Fort de France (Martinica). De él bajaron cuatro o cinco personas mientras el aparato repostaba combustible.

La misión comenzó un día después de un llamado solemne del presidente francés, Nicolas Sarkozy, pidiendo que la guerrilla libere a la rehén franco-colombiana porque está en “peligro de muerte inminente”.

La ex candidata presidencial sufre de una hepatitis B y según diversos testimonios indirectos su estado reviste gravedad. Su hijo Lorenzo Delloye había afirmado, sin citar fuentes precisas, que su madre estaba en huelga de hambre “desde hace cinco semanas”.

Numerosos interrogantes persisten sobre esta misión humanitaria, cuyo objetivo oficial es “tomar contacto” con las FARC y “acceder” a la rehén.

No se sabe, por ejemplo, si cuenta con la aceptación de las FARC.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) afirmó no haber recibido ningún pedido de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que permita enviar médicos para que atiendan a Betancourt en las selvas del sureste de Colombia.

“Para nuestra participación en esa misión la solicitud debe venir directamente de las FARC, que son las que tienen los rehenes”, explicó la jefa de la delegación del CICR en Bogotá, Barbara Hintermann.

“Por supuesto, si no hay la solicitud de parte de la guerrilla de las FARC estas acciones no podrán concretarse”, dijo a la AFP Carlos Lozano, director del periódico del Partido Comunista y mediador en el pasado para la liberación de rehenes.

Las negociaciones para la liberación de Ingrid Betancourt y otros rehenes sufrieron un revés en marzo, cuando el ejército colombiano dio muerte al número dos de las FARC, Raúl Reyes, un contacto clave.

Lozano citó como uno de los principales escollos la falta de un interlocutor en la guerrilla, tras la muerte de Reyes.

De su lado, Astrid Betancourt, hermana de la rehén franco-colombiana, afirmó desde París a la radio colombiana Caracol que no existía compromiso de la guerrilla colombiana para recibir a una misión francesa.

“(…) No hay compromiso concreto de parte de las FARC. No es una cuestión de dificultad en las comunicaciones. Se necesita tener las certeza que las fuentes son fiables”, afirmó el miércoles a la AFP.

Otro problema son las comunicaciones en Guaviare, territorio selvático de más de 42.000 km2, con pocas carreteras y cuyo principal aeropuerto tiene una capacidad limitada.

Ingrid Betancourt fue secuestrada en febrero de 2002 y, junto con tres estadounidenses, policías y militares colombianos, forma parte del grupo de al menos 39 rehenes y prisioneros que esa guerrilla pretende canjear por unos 500 rebeldes encarcelados por las autoridades de Bogotá.

You must be logged in to post a comment Login