Massa buscará recuperar el terreno perdido en el desierto de Bahréin

SAKHIR, Bahréin (AFP) – Con dos abandonos en las dos carreras disputadas, el brasileño Felipe Massa ha visto por el momento frenadas sus aspiraciones de lograr el título del Mundial de Fórmula 1, algo que intentará empezar a solucionar, este fin de semana en el Gran Premio de Bahréin.

Tras quedar cuarto la pasada campaña, el piloto de Sao Paulo estaba incluido este año entre los hombres, junto a Lewis Hamilton y Fernando Alonso, con capacidad para arrebatar la corona a su compañero en la Scuderia, el finlandés Kimi Raikkonen.

Massa cuenta en esta temporada de 2008 con el que parece el mejor monoplaza del ‘Gran Circo’ de la Fórmula 1, lo que para muchos era sinónimo de estar en condiciones de ser el gran rival de Raikkonen para el título, algo que a pesar de la decepción inicial aún está en las intencionees del piloto.

El balance hasta el momento es muy negativo, y ni siquiera la ‘pole position’ de Malasia puede hacer olvidar dos carreras catastróficas, que han provocado que empiecen a aparecer rumores sobre quién podría sucederle en el equipo italiano al término de la temporada.

Hay quien apunta ya a nombres como los de Sebastian Vettel, actual piloto de Toro Rosso-Ferrari, o a Fernando Alonso, actualmente en Renault, pero habitualmente ligado a un posible fichaje por la formación de Maranello.

A todo ello, Massa ha respondido con una sonrisa y recordando que tiene aún tres años más de contrato, pero lo cierto es que en el Gran Premio de Bahréin contará con una presión añadida, ya que un nuevo fracaso complicaría de forma muy seria su situación.

“Es seguro que en Malasia perdí una gran ocasión para sumar muchos puntos. Pero está bien verme apoyado, esto demuesta el espíritu que reina en el equipo, las cosas no van a cambiar porque haya tenido malos resultados”, explicó el brasileño.

Hasta el momento, lo más llamativo ha sido que el piloto ha cometido varios errores importantes, en un año marcado por la supresión de las ayudas electrónicas.

“Todo el mundo puede tener un mal día. Yo he tenido dos, pero espero tener fines de semana mejores. Estoy en la Fórmula 1 desde hace varios años y no voy a cambiar de forma de pensar por dos malos resultados”, había declarado tras su decepción en Sepang.

En principio, el trazado de Sakhir, en el desierto bahreiní, se presenta como un lugar idóneo para empezar a corregir el rumbo. Además, el precedente es esperanzador, ya que en esta carrera, en 2007, Massa logró la victoria, además de la ‘pole position’ y la mejor vuelta en el Gran Premio.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login