Bachelet y Gordon Brown definen en Londres “nueva agenda progresista”

LONDRES, GB (AFP) – El primer ministro británico, Gordon Brown, y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, subrayaron la urgencia de “una nueva agenda progresista” para luchar por una “mundialización más justa” durante una conferencia que se inauguró el viernes en Londres.

Subrayando que el reto es definir una agenda “para lograr una globalización más inclusiva, justa y duradera para todos”, Brown y Bachelet llamaron al fortalecimiento de acciones y mecanismos multilaterales para hacer frente a los grandes problemas que amenzan al planeta.

Esta nueva agenda progresista precisa de “mecanismos y acciones multilaterales”, insistió Bachelet en la apertura de la conferencia progresista, que reúne a una decena de jefes de Estado y de Gobierno, así como a expertos, políticos y catedráticos de centro-izquierda del mundo entero.

La presidenta de Chile insistió sobre todo en la urgencia de luchar “globalmente” contra el cambio cimático. “Da miedo pensar que la Antártica se está derritiendo”, advirtió Bachelet, en el segundo día de su primera visita oficial al Reino Unido.

El primer ministro británico, anfitrión de la reunión, coincidió que se necesita no sólo “una nueva agenda internacional para hacer frente a los problemas globales que encaramos actualmente, como la crisis financiera, el terrorismo y el cambio climático”, sino también “mecanismos multilaterales”.

Propuso, entre ellos, la creación de un “Banco Mundial para el medio ambiente (…), así como existe ya un Banco Mundial para el desarrollo”, así como un “mercado global del carbono” para combatir los gases que provocan el efecto invernadero.

Brown lanzó además un llamado a reformar las instituciones internacionales, para que sean más inclusivas.

“Así como fue necesario crear organizaciones internacionales después de la Segunda Guerra Mundial, ahora es necesario reformarlas”, dijo Brown, destacando que el mundo hace frente a nuevas amenazas, como las migraciones masivas y el terrorismo internacional.

El primer ministro de Australia, Kevin Rudd, resumió la reunión de progresistas con estas palabras: “billones de personas en el mundo dependen del éxito del proyecto que defendemos”.

“Somos un movimiento de gente empecinada, con corazones blandos”, concluyó Rudd.

En la reunión participan también el presidente sudafricano, Thabo Mbeki, el primer ministro italiano Romano Prodi y el líder austriaco Alfred Gusenbauer, así como el director general del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, y el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

Fue Clinton quien lanzó la idea de estas reuniones en 1999, cuando era jefe de la Casa Blanca.

La primera de estas citas para fortalecer la cooperación del “pensamiento progresista” se celebró en Berlín en 2000. La reunión se trasladó a Estocolmo en 2002, a Londres en 2003, a Budapest en 2004 y a Johanesburgo en 2006.

You must be logged in to post a comment Login