Política de nacionalizaciones alcanza a industria del cemento en Venezuela

CARACAS (AFP) – La política de nacionalización de industrias estratégicas, como la petrolera, telecomunicaciones y electricidad iniciada en 2007, avanza en Venezuela a las empresas cementeras, entre las que se cuentan compañías extranjeras de México, Francia y Suiza.

“A partir de este instante tómense todas las medidas jurídicas y económicas para nacionalizar en el corto plazo toda la industria cementera nacional”, dijo el mandatario en la noche del jueves en cadena de radio y TV.

Chávez señaló que las compañías afectadas serán indemnizadas luego de practicar un avalúo.

Las principales empresas de la industria son la mexicana Cemex, que tiene casi 50% de la producción nacional, la francesa Lafarge y la suiza Holcim, con cerca de 25% cada una.

“Le pagamos lo que cueste a esa gente y vamos de una vez a hacer ese plan tecnológico para modernizar de una vez esas plantas de cemento y tener en manos del Estado el poder social, es algo estratégico”, indicó.

El presidente se quejó de que las empresas cementeras no atienden la demanda local y prefieren exportar su producción: “Si los ricos quieren hacer sus casas, pueden hacerlas, pero respeten a los demás”, dijo.

El gobierno ha obervado un proceso de “cartelización” de los precios: “Estas empresas se ponen de acuerdo para fijar el precio del cemento, y trabajan por debajo de su capacidad instalada para no impactar hacia abajo los precios”, dijo el ministro de Industrias Básicas y Minería, Rodolfo Sanz.

Las empresas exportan una gran cantidad de su producción y muchas veces desabastecen el mercado interno, denunció el ministro, quien añadió que será el mandatario quien fije los tiempos del proceso.

José Guerra, ex gerente de investigaciones económicas del Banco Central de Venezuela, considera que “todo indica que estamos ante una economía que viene siendo estatizada gradual pero sostenidamente”.

“Los elevados precios del petróleo permiten comprar empresas emblemáticas y (además) ya hay control de precios, de cambio y de tasas de interés”, señaló el analista a la AFP.

“Se está creando un Estado donde el Gobierno es el mayor empresario, el mayor patrono. Esto ya ocurrió y fracasó cuando el boom petrolero de los 70; pero en ese entonces el gobierno de Carlos Andrés Pérez mantuvo una estructura de capital mixto, ahora es meramente estatal”, reseñó Guerra.

Un reporte del Consejo de Economía Nacional, con base en cifras de la Asociación Venezolana de Productores de Cemento, indica que la producción potencial de cemento en Venezuela para 2007 se ubica en 10,2 millones de toneladas métricas.

La mexicana Cemex Venezuela, cuenta con una capacidad estimada en casi 50% de ese volumen, con 4,7 millones de toneladas; la suiza Holcim de Venezuela produce una cuarta parte con 2,6 millones de toneladas; y la francesa Lafarge otro monto similar con 2,3 millones de toneladas y el Grupos Argos con 0,6.

México y Francia anunciaron que pedirán explicaciones a Venezuela sobre el alcance de la medida, mientras el grupo suizo indicó que no era la primera vez que se hace un anuncio de ese tipo.

El gobierno de Felipe Calderón “convocará al embajador de Venezuela en México” a fin de que detalle los alcances del anuncio, indicó la cancillería mexicana en un comunicado.

El ministerio de Economía de Francia “vigila de cerca la situación allá y pedirá explicaciones”, dijo a su turno una fuente gubernamental a la AFP.

Un acuerdo de protección de inversiones entre Francia y Venezuela, firmado en 2001, prevé que “todas las medidas de expropiación que puedan ser adoptadas deben dar lugar al pago de una indemnización rápida y adecuada, cuyo monto sea igual al valor real de las inversiones concernidas”, dijo el portavoz.

El portavoz del grupo suizo Holcim, Peter Gysel dijo a la AFP que “estamos tranquilos porque no es la primera vez que (Chávez) anuncia que el sector será nacionalizado. Debemos esperar a ver qué sucede”, agregó, admi

You must be logged in to post a comment Login