Tratará Lorena Ochoa de ser paciente en rondas finales de Major .

Rancho Mirage, Ca., 4 Abr (Notimex).- No había motivos para
quejarse, pero aun así la mexicana Lorena Ochoa deberá hacer acopio
de paciencia en las dos últimas rondas del Kraft Nabisco
Championship, primer Major de la gira 2008 de la LPGA.

Aunque ascendió al primer lugar del tablero, compartiendo la
cima con la estadounidense Heather Young, la número uno del mundo
reconoció que hubo algunos tiros que no salieron como esperaba.

“Fue un buen día. No puedo quejarme. Hice lo mejor que pude.
Hubo algunos tiros que me afectaron, pero así es esto. Es un
campeonato Major”, explicó la golfista tapatía luego de la segunda
ronda en el campo de Rancho Mirage.

Con un recorrido de 71 golpes, uno bajo par, Lorena se colocó
con un score acumulado de 139 impactos, cinco bajo par, con lo cual
se instaló en el primer puesto general, a falta de dos rondas por
disputarse.

“No paré de decirme que debía ser paciente, que estaba en buena
posición y aún restaban dos rondas más”, dijo la jalisciense, quien
está en busca de la vigésima victoria de su carrera en la Asociación
Femenil de Golfistas Profesionales (LPGA, por su sigla en inglés).

Lorena iba tres abajo hasta el hoyo 12, lo cual le daba una
considerable ventaja tras una primera ronda de cuatro menos, pero
bogeys en el 11 y 15 le hicieron perder terreno.

Ochoa no tuvo problema alguno con el calor que se sintió en esta
localidad de California, por el contrario, físicamente se sintió muy
fuerte, a diferencia de la sueca Annika Sorenstam, quien sí adoleció
los estragos de la temperatura.

© 2006-2007 Notimex, S.A. de C.V.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login