Abuelas de Plaza de Mayo estima escasa la condena a los apropiadores de niña robada

BUENOS AIRES (AFP) – La organización humanitaria argentina Abuelas de Plaza de Mayo expresó este sábado su disconformidad con el monto de las condenas a una pareja que se apropió de una hija de desaparecidos en la dictadura (1976-83) y al militar que la arrancó de los brazos su madre.

“Terminó un juicio con una condena que no nos conforma en absoluto. Diez años de prisión para (el ex capitán del Ejército José) Berthier nos parece mínimo”, dijo la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, en declaraciones a radio Del Plata, y adelantó que los abogados apelarán el fallo.

La Justicia condenó el viernes a María Cristina Gómez Pinto (60 años) y Osvaldo Rivas (65), la pareja que anotó a María Eugenia Sampallo Barragán como hija propia y le ocultó su identidad, a 7 y 8 años de cárcel respectivamente, por “retención y ocultamiento de un menor”.

Berthier (60), quien se apoderó de María Eugenia luego de que su madre diera a luz en 1978 en una maternidad clandestina, fue condenado a 10 años por ser coautor y cómplice del mismo delito.

Se trató de un juicio inédito que fue iniciado por la propia víctima, hija de un matrimonio de militantes de izquierda que fue prisionero del régimen en centros clandestinos y que aún está desaparecido.

Carlotto advirtió que Berthier, que cumplía prisión preventiva desde hace cinco años y siete meses en un cuartel militar, podrá quedar al borde de la libertad si se le computa doble el tiempo de cárcel sin condena firme.

El abogado del militar, Alejandro Macedo, adelantó tras la sentencia que pedirá la aplicación de ese mecanismo.

El letrado de Sampallo Barragán había pedido 25 años de prisión para los inculpados.

“Esta condena desalienta. La Justicia parece no tener un concepto claro sobre los crímenes cometidos, la indefensión de las víctimas y el agravante de matar a una persona después de torturas salvajes como contexto del robo de niños”, expresó Carlotto al diario Página 12.

Un examen de ADN reveló en 2001 la identidad de Sampallo Barragán, uno de los 88 bebés robados en la dictadura que recuperaron su identidad, según Abuelas.

El organismo estima en 500 el número de niños robados durante el régimen militar, que dejó un saldo de 30.000 desaparecidos.

You must be logged in to post a comment Login