..Destacó Enrique Alvarez Félix por su papel en “Los Caifanes”. El histrión nació el 6 de abril de 1934, en Guadalajara, Jalisco.

México, 5 Abr (Notimex).- El actor Enrique Alvarez Félix, hijo
de una de las figuras más importantes del cine mexicano,
María Felix, destacó en teatro, televisión y cine, siendo este último
en el que representó su papel más importante como “Jaime de Landa” en
la película “Los Caifanes” (1966).

El histrión, quien este domingo cumpliría 74 años, protagonizó
este filme al lado de Julissa, Sergio Jiménez, Oscar Chávez y
Ernesto Gómez Cruz, bajo la dirección de Juan Ibáñez, un joven
director teatral que había debutado en el cine con “Un alma pura”
(1965).

“Los Caifanes” se convirtió en el más popular de los
largometrajes “de aliento”, como se le llamó al cine que quería
romper con los convencionalismos de la industria y actualmente es un
referente de la historia del cine mexicano, por lo que la revista
“Somos” la ubicó en el lugar 58 de las 100 mejores películas
nacionales,

Enrique Alvarez Félix nació el 6 de abril de 1934 en la ciudad
de Guadalajara, Jalisco, producto del primer matrimonio de “La Doña”
con un próspero fabricante de zapatos de nombre también Enrique.

El histrión estudió la carrera de ciencias políticas en la
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sin embargo, cuando
entregó a su madre el título obtenido con honores, se dedicó a su
vocación: ser actor.

Separados sus progenitores, Enrique vivió primero con su padre,
hasta que María Félix se lo llevó con la ayuda de su entonces esposo,
el cantautor Agustín Lara.

A partir de entonces madre e hijo estuvieron muy unidos, aún
cuando lo envió a estudiar a Canadá, Estados Unidos y Francia en
colegios militares para que aprendiera a ser disciplinado.

Alvarez Félix se inició en el cine con un pequeño papel en la
película “Simón del desierto” (1964) de Luis Buñuel, aunque él se
sentía más bien un actor de televisión y teatro.

La fama le llegó cuando protagonizó “Los Caifanes” (Juan Ibañez,
1966) y aunque participó en una veintena de filmes, aseguraba que “el
cine es un sarcófago que no está en mi vida, lo que existe es la
televisión, lo mejor del mundo, y el teatro que está a la altura de
cualquier paso, ahí es donde deben estar los actores”.

Sigue
Destacó Enrique Alvarez. dos. actores

Alvarez Félix, quien era un hombre habituado a la lectura y le
gustaba viajar, consolidó su participación en teatro con obras como
“El hombre de la mancha”, “Alerta en misa”, “Los encantos del
divorcio” y “Drácula”; además de varias telenovelas y películas.

Orgullosa del éxito de su hijo, María asistía a las funciones de
estreno de sus obras, develó placas de cientos de representaciones de
como: “Mame” y “El retrato de Dorian Gray”, y muchas otras donde
demostró su talento artístico.

Poco afecto a la vida pública, llevaba una existencia discreta,
porque detestaba el escándalo, que consideraba, no obstante, como el
precio que debía pagar el artista por la fama.

En cine participó en películas como “Los cuervos están de luto”
(Francisco del Villar, 1965), “Requiem por un canalla” (Fernando
Orozco y Berra, 1966), “Laberinto de pasiones” (Miguel Moraytia,
1970) y “La casa del pelícano” (Sergio Véjar, 1977).

Nunca actuó al lado de su famosa madre, aunque siempre se tuvo
el proyecto en mente y hasta se llegó a trabajar el guión, basado en
una novela de Carlos Fuentes, en los años 70.

Alvarez Félix se definía a sí mismo como un actor al que le
gustaban las historias sencillas “de amor, familiares, los hechos que
la gente puede considerar como suyos, en los que pueda creer”.

Defensor de las telenovelas, decía que éstas trataban temas
reales que a la gente le llegaban verdaderamente; además consideraba
que a través de este medio podía atraer público y hacía lo que
realmente le interesaba: actuar.

Se consideraba admirador número uno de su madre María Félix, fue
por eso que durante toda su vida coleccionó fotos, películas,
pinturas y cuanta cosa saliera sobre ella.

En 1992 publicó un libro con fotografías de su madre, el prólogo
fue de Octavio Paz y Enrique escribió el epílogo donde con el título
de “Una raya en el agua” hace una remembranza de su madre.

El actor Enrique Alvarez Félix falleció el 24 de mayo de 1996, a
los 62 años, víctima de un infarto.

© 2006-2007 Notimex, S.A. de C.V.

You must be logged in to post a comment Login