“Quantum of solace”: el imperturbable James Bond en el norte de Chile

CERRO PARANAL, Chile (AFP) – La última película de James Bond, “Quantum of solace”, mostrará al imperturbable 007 como un animal herido que lucha contra la organización criminal que empujó a la traición y muerte a la mujer que amaba, contó el actor Daniel Craig durante la filmación en Chile.

Siguiendo los hilos de cuentas secretas en Haití, pasando por Austria e Italia y con la ayuda de Camille (Olga Kurylenko), James Bond (Daniel Craig) dará con Dominic Greene (Mathieu Amalric), el villano líder de una organización criminal que quiere apropiarse de valiosos recursos naturales apoyando un golpe de Estado en una inestable Bolivia.

“Él perdió al amor de su vida y lo último que supo de ella es que era una doble agente que lo vendió. La relación que tenían era sólo una mentira”, explica Craig en una conversación con periodistas llegados hasta el observatorio de Cerro Paranal, en el norte de Chile, una de las locaciones de la película.

Craig explica que a Bond la traición de su amor lo removió, y que aunque no lo admita necesita llegar a la verdad para poder seguir adelante.

En la película habrá acción, efectos especiales y muchas peleas cuerpo a cuerpo, un aspecto de realismo que sobresalió en el último film “Casino Royal”.

“Si hay una secuencia de acción hay que contar una historia, porque el drama y la acción van de la mano. Una inspira a la otra”, afirma su director, el alemán Marc Forster.

“Quantum of solace” comenzó a rodarse la semana pasada en Chile tras un mes y medio de trabajo en Panamá y tomas en Baja California, México.

En Chile la primera locación fue el observatorio de Cerro Paranal, cuya residencia de astrónomos es el lugar escogido como centro de operaciones de Greene.

“Miren afuera”, dice Daniel Craig apuntando hacia las ventanas. “Esto de verdad no existe en ningún otro lugar del planeta”, añade.

Las filmaciones interrumpieron la habitual tranquilidad del centro científico, 900 km al norte de Santiago, a unos 2.400 m sobre el nivel del mar.

“Ha sido una semana especial. Siempre recibimos visitas de prensa pero todo esto es nuevo”, comentó Frank Ruseler, administrador de Paranal, a la AFP, observando cómo en el hall principal de la residencia de astrónomos todo era movimiento entre miembros del equipo de producción y reporteros.

Las grabaciones, en todo caso, se limitaron a los exteriores. No hubo tomas dentro de la residencia ni tampoco de los telescopios que conforman el VLT (‘very large telescope’), el más potente del mundo.

“Alrededor de septiembre u octubre del año pasado recibí una carta con el logo de 007. Pensé que era una broma”, comentó el director general del centro, Tim de Zeeuw, narrando cómo se gestó el contacto para grabar en ese lugar.

Los científicos de Paranal pusieron sus condiciones: las filmaciones debían terminar al anochecer para no entorpecer el intenso ritmo de trabajo nocturno del observatorio, que se inicia 20 minutos después de la puesta del sol.

Forster cuenta que vio las instalaciones de Paranal en internet y le parecieron “fenomenales” para situar el duelo entre el villano y el atribulado Bond. “Las locaciones son personajes en sí mismos”, afirmó.

Conocido por “The Kite Runner” (“Cometas en el cielo”, 2007) y “Finding Neverland” (“Descubriendo el país de nunca jamás”, 2004), Forster explica: “El desierto trae consigo el aislamiento y la soledad, y creo que eso es lo que hay dentro de Bond”.

Los parajes del norte de Chile, en la ficción, corresponderán a Bolivia, donde se planea un golpe de Estado.

“Creo que se trata de poner la atención en lugares potencialmente débiles”, comenta Craig. “Un lugar desestabilizado en que nuestros villanos, de cualquier nacionalidad, pueden tomar ventaja de eso”, apunta.

You must be logged in to post a comment Login