Diana: Brown dice que es hora de pasar página pero Al Fayed no se rinde

LONDRES (AFP) – El primer ministro británico, Gordon Brown, declaró que es hora de “pasar la página”, tras el fallo que culpó a los paparazzi y al chofer por la muerte de Diana de Gales y de Dodi Al Fayed, pero Mohammed Al Fayed sigue convencido que esa muerte fue un “asesinato”.

“Creo que los príncipes Guillermo y Enrique han hablado en nombre de todo el país cuando dicen que es hora de de pasar la página”, declaró Brown, al día siguiente de que un jurado dictaminara que la muerte de Diana y de Dodi Al Fayed, en agosto de 1997 en París, fue un “homicidio” por “negligencia”.

El jurado culpó de la muerte de la princesa y de Dodi al chófer, Henri Paul, que manejaba ebrio el vehículo que se estrelló el 31 de agosto de 1997 contra una columna del puente de Alma, y a los fotógrafos que los perseguían en coches y motos.

Sin embargo, el padre de Dodi, que se declaró el lunes “muy decepcionado” con el veredicto del jurado, podría emprender nuevas acciones legales, sugirió el martes Michael Cole, uno de sus portavoces.

Mohammed Al Fayed “está examinando sus opciones legales”, afirmó el vocero, confirmando que el multimillonario egipcio sigue convencido de que su hijo y la princesa de Galés fueron víctimas de una conspiración de los servicios secretos británicos con el apoyo del duque de Edimburgo, el esposo de la reina Isabel.

Así lo señaló también una portavoz de Al-Fayed, Katharine Witty, que dijo que el propietario del lujoso almacén londinense Harrods aún piensa que los servicios de espionaje británicos estuvieron involucrados en la muerte de su hijo Dodi y de la princesa de Gales.

El piensa que “es posible que el MI6 (servicios secretos británicos en el exterior) estuviera involucrado” con la muerte de Diana y Dodi, cuyo vehículo

Witty confirmó que Al Fayed está evaluando si va a continuar con su batalla legal. “Va a reflexionar sobre todas las ramificaciones del veredicto”, añadió la vocero a la BBC.

“Es sensato que Mohamed se tome su tiempo para conversar con su familia sobre las consecuencias y hablar con sus abogados”, dijo Cole a la cadena GMTV.

Reconoció que Al Fayed afirmó, antes del inicio de la indagación pública, que se abrió en octubre en el Alto Tribunal de Londres, que aceptaría el dictamen del jurado.

Pero el juez no dejó al jurado la opción de considerar un dictamen de conspiración ni de asesinato, señaló Cole, recordando que el juez encargado de la investigación, Scott Baker, no permitió al jurado considerar un fallo de conspiración para el asesinato porque “no había una pizca de prueba”.

Cole dijo también que Mohamed Al Fayed está en desacuerdo con que los 11 miembros del jurado no pudieron escuchar el testimonio del duque de Edimburgo, que el padre de Dodi piensa que estuvo involucrado en la conspiración para matar a la pareja.

En cambio, el único sobreviviente de ese choque, el ex guardaespaldas Trevor Rees, dijo que está de acuerdo con el veredicto de que las muertes fueron un homicidio provocado por la negligencia de Paul y de los fotógrafos que los perseguían en motos y coches.

Esta indagación para aclarar las circunstancias de la muerte de la princesa de Gales y de Dodi Al Fayed, con un costo estimado en unos 20 millones de dólares, es una de las más exhaustivas jamás efectuadas en Gran Bretaña: el jurado dictó su fallo tras escuchar a unos 250 testigos durante la investigación que duró seis meses.

You must be logged in to post a comment Login