El TLC con Colombia se convierte en un asunto central en reunión del BID

MIAMI (AFP) – El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Bogotá y Washington emergió en forma permanente durante la asamblea del BID en Miami, de la mano de Estados Unidos, que lo convirtió en asunto prioritario de una reunión enmarcada por turbulencias económicas que podrían afectar a la región.

“Esperaría que el año que viene, cuando el BID se reúna en Colombia, el TLC esté ya aprobado, aunque en cuestiones legislativas los tiempos no se pueden establecer fácilmente”, dijo este martes el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el colombiano Luis Alberto Moreno.

“Lo que viene ahora es lo que pasa en todos los Congresos del mundo. Nunca dicen sí, hasta que al final, lo aprueban”, consideró.

El lunes, casi al unísono con el envío del Tratado por parte del presidente George W. Bush a los legisladores, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, reclamó desde Miami al Congreso de su país a que apruebe “sin más demoras” el TLC con Colombia.

Paulson, al igual que el secretario norteamericano de Comercio, Carlos Gutiérrez, no dudaron en hacer del acuerdo comercial con Colombia un tema central de su participación en la reunión de banqueros y líderes de gobierno de América Latina y el Caribe.

El domingo, al llegar a la asamblea del BID, Gutiérrez pidió a los legisladores estadounidenses que aprobaran el TLC con Bogotá, que consideró “el más simbólico” de los tres pendientes de aprobación, por encima de los acuerdos con Panamá y Corea del Sur.

Luego que Bush exhortó a los legisladores a una aprobación “urgente”, Paulson y Gutiérrez dieron varias ruedas de prensa, una de ellas junto al ministro de Hacienda colombiano, Oscar Zuluaga, y subrayaron reiteradas veces que el acuerdo es necesario para ambos países.

“Estamos concentrados en que el Congreso de los Estados Unidos apruebe el Tratado de Libre Comercio, y tenemos la confianza y el optimismo de que se va a lograr ese objetivo”, dijo Zuluaga.

El gobierno norteamericano ha multiplicado desde el año pasado sus esfuerzos en favor del TLC y ha desarrollado una intensa campaña con base en la idea de que Colombia es el principal aliado de Estados Unidos en la región.

Sin embargo, no ha logrado convencer a la mayoría demócrata que controla el Legislativo y que señala que no dará su apoyo al acuerdo hasta que Colombia logre más progresos en materia de protección de sindicalistas y en la investigación de las relaciones entre autoridades del gobierno y legisladores con los paramilitares de extrema derecha.

“Lo que sucede actualmente (en el Congreso estadounidense con el TLC) hay que entenderlo dentro de un proceso electoral muy agitado, todavía sin definirse el candidato del Partido Demócrata, que tiene la mayorías en las dos Cámaras”, opinó el presidente del BID antes del cierre de la asamblea.

Moreno dijo que Bogotá ha tenido con Washington una relación llevada por una política bipartidista, y consideró que por ello debería “contar con suficientes votos” en el Congreso para ver pronto aprobado el TLC.

El BID cierra este martes su asamblea anual 2008, que se desarrolló con el telón de fondo de los temores de un impacto regional por las turbulencias financieras internacionales y la posibilidad de una recesión en Estados Unidos.

You must be logged in to post a comment Login