Perú: condena a miembros de escuadrón de la muerte incrimina a Fujimori

LIMA (AFP) – El fallo de un tribunal que condenó a 35 años de cárcel a un general y a 15 años a otros tres militares por la acción de un escuadrón de la muerte en Perú, incrimina al ex presidente Alberto Fujimori pues estableció que ese grupo operó con su anuencia y dentro de la estructura del Ejército.

Según la sentencia, dictada la noche del martes, los jueces llegaron a la conclusión de que el destacamento Colina, autor de dos de las peores matanzas perpetradas en las dos últimas décadas en el combate contra grupos alzados en armas, “dependía de la Presidencia de la República con la misión de eliminar a subversivos”.

El tribunal, presidido por la juez Inés Villa Bonilla, remarcó que el grupo de aniquilamiento “cumplió una política de Estado que usó métodos de eliminación, secuestro, desaparición forzada y tortura”.

El asesinato de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad La Cantuta, en julio de 1992 -por el que se dictaron las condenas- “no fue un operativo aislado ni un exceso” de los militares del grupo Colina, sino que se realizó “por orden de las altas esferas militares y del poder político”, señaló el tribunal.

Es la primera vez que un tribunal deja claramente establecido que el grupo Colina -autor también de la matanza de Barrios Altos que dejó 15 muertos en 1991- formaba parte del Ejército y que ejecutaba una política de Estado digitada por Fujimori.

La sentencia deja en mal pie y contradice abiertamente las afirmaciones de Fujimori en el juicio al que es sometido por violación de derechos humanos, donde ha negado que en su gobierno (1990-2000) haya ordenado aplicar una política de guerra sucia contra las guerrillas de Sendero Luminoso y del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru.

“La sentencia del tribunal es histórica y trascendental porque tendrá una consecuencia jurídica en el proceso a Fujimori, pues ahora hay una declaración judicial, no una presunción, de que el destacamento Colina existió y que cometió crímenes por una política liderada por el ex presidente”, dijo Gloria Cano, abogada de las víctimas de La Cantuta.

Miguel Jugo, de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, observó que el fallo judicial “marca la dirección, el camino con que se va a dictar sentencia a Fujimori”, para quien la Fiscalía ha pedido 30 años de cárcel.

“Este es un precedente crucial en el juicio a Fujimori”, anotó.

El tribunal envió a prisión hasta el 2043 al general Julio Salazar Monroe, ex jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), y a otros tres militares hasta el 2018 por “homicidio calificado y desaparición forzada de personas”.

Los sentenciados presentaron apelación. Otros cuatro militares fueron absueltos.

En la práctica el jefe real del SIN era Vladimiro Montesinos, ex asesor y eminencia gris del régimen fujimorista. Montesinos está en la cárcel y próximamente será sometido a procesos por violaciones de derechos humanos.

En el lado del fujimorismo, el congresista Rolando Souza dijo que con la sentencia a los integrantes del grupo Colina “se trata de involucrar a Fujimori a toda costa, y para responsabilizarlo han escogido una cabeza de turco en el general Salazar Monroe”.

El juicio a Fujimori, procesado como presunto autor intelectual de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, se inició en diciembre y es probable que se dicte sentencia antes de fin de año, según medios judiciales.

You must be logged in to post a comment Login