Satisface a la SIP condena para asesinos de periodista mexicano

Miami.- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó el martes su satisfacción por la condena en México contra los asesinos del fotógrafo Gregorio Rodríguez, ultimado en 2004, y alentaron a las autoridades a resolver otros casos similares.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Gonzalo Marroquín, expresó que “aunque estamos conscientes que las condenas no le devolverán la vida, nos satisface que la Justicia en México haya dado con los autores del homicidio”.

El pasado 31 de marzo fue dictada sentencia de 11 años cinco meses de prisión contra Abel Enríquez Zavala, ex director de Seguridad Pública de Escuinapa -municipio del noroccidental estado de Sinaloa- por el delito de homicidio en grado de co-participación.

También fueron condenados Pedro Salas Franco “El Cabezón”, Francisco Pineda Sarmiento “El Gordo”, y Elías Alvarez González, como autores materiales del homicidio a 11 años 11 meses y 18 días de cárcel.

Marroquín anunció que la SIP prestará atención al recurso de apelación sometido a petición de la viuda del periodista, María Teresa González, quien consideró que las condenas no solamente son bajas, sino una burla para su familia.

“Alentamos a las autoridades a aplicar y continuar el mismo sistema de investigación, identificación, procesamiento y sentencia de los responsables en otros crímenes contra periodistas aún irresueltos en ese país”, agregó el directivo del organismo continental.

Gregorio Rodríguez Hernández, fotógrafo del periódico El Debate, en la ciudad de Mazatlán, en el mismo estado de Sinaloa, cenaba con sus hijos menores el domingo 28 de noviembre de 2004 en un pequeño restaurante del municipio de Escuinapa cuando fue asesinado.

Murió de forma instantánea, tenía 33 años y dos años trabajando para el diario del que era responsable de la información gráfica que se generaba en el municipio.

Por otra parte, la SIP aplaudió a las autoridades de Uruguay que detuvieron a los autores del atentado contra Viviana Aldabe, hija del periodista Enrique Aldabe, director del programa “Micrófono Abierto” en Radio Tacuarembó, 390 Kilómetros al noreste de Montevideo.

La joven de 22 años fue atacada en su vivienda por un individuo que le disparó tres tiros, uno de los cuales le pasó rozando la cabeza, el pasado 29 de marzo.

Tras una investigación de la policía local, la justicia encarceló a los policías José Enrique Navarro, subcomisario en Tacuarembó; y Marcelo Heredia, agente de segunda en Montevideo. Navarro fue el autor intelectual y Heredia el material. El civil Christian Márquez, fue remitido a la cárcel por “encubrimiento”.

El atentado se produjo luego de que su padre informara en su programa que un local nocturno, “Black-Jack”, que dirigía Navarro Ocampo en la ciudad, había sido multado por el estatal Instituto del Niño de Uruguay por vender bebidas alcohólicas a menores de edad.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login