Insta Banco Mundial a gobiernos a facilitar envío de remesas

El Banco Mundial instó el a los gobiernos y al sector privado a facilitar el envío de remesas monetarias hacia América Latina, para reducir los efectos de la desaceleración económica de Estados Unidos.

El informe “Remesas y desarrollo: lecciones de América Latina”, divulgado este martes por el Banco Mundial, recomienda un aumento de la competencia y la transparencia entre los proveedores de ese servicio.

La entidad consideró que esas medidas ayudarían a disminuir los costos de las transferencias e incrementar el acceso a servicios bancarios entre los inmigrantes y sus familias, lo que mejoraría el impacto de las remesas en el desarrollo de sus países.

El informe muestra que las remesas ayudan a disminuir los niveles de pobreza y mejoran los indicadores de educación y salud, contribuyen a aumentar el crecimiento y la inversión y están asociadas con menor inestabilidad económica.

Las remesas hacia América Latina aumentaron sólo 6.0 por ciento en 2007, a diferencia de la tasa promedio anual de 19 por ciento entre 2000 y 2006.

La vicepresidenta del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Pamela Cox, precisó que en 2007 las remesas hacia América Latina sumaron casi 60 mil millones de dólares y convirtieron a la región en la principal receptora del mundo en desarrollo.

Subrayó “el importante rol” de las remesas, que representan cerca del 64 por ciento de los flujos de inversión extranjera directa en la región y “ayudan a aumentar los ahorros de las familias pobres y a mantener a los niños en la escuela”.

Cox dijo en una conferencia este martes que es importante incluir al sistema financiero en el envío de remesas, ya que en la actualidad las familias receptoras las utilizan más para consumo que para inversiones o para la educación.

Susan Minushkin, subdirectora del Centro Hispano Pew Hispanic, destacó la necesidad de realizar más investigaciones sobre los inmigrantes que envían las remesas, ya que se conoce muy poco sobre su situación.

Los autores del informe, los economistas del Banco Mundial, Pablo Fajnzylber y Humberto López, señalaron que la desaceleración de la economía de Estados Unidos está frenando la llegada de remesas a América Latina.

Esa situación podría afectar a los hogares pobres frente a crisis económicas como el reciente aumento del precio de los alimentos, advirtieron.

Aunque las remesas son flujos privados de dinero, las autoridades y los proveedores de servicios “pueden cumplir un papel activo” para facilitar las transferencias de remesas, sostuvo Fajnzylber.

Agregó que una menor actividad económica en Estados Unidos puede afectar a los sectores donde están concentrados los trabajadores hispanos, como la industria de la construcción.

López, por su parte, manifestó que “es importante reducir el costo de las transferencias dada la disminución en las tasas de crecimiento a partir de 2007”.

El informe propone el desarrollo del sector bancario y la facilitación del flujo de remesas mediante la participación de una mayor cantidad de instituciones financieras en el mercado de las transferencias de dinero.

En países como México, El Salvador y Paraguay las remesas llegan a los hogares más pobres de la sociedad, mientras que en otros como Nicaragua, Perú y Haití, éstas tienden a beneficiar más a la clase media, según el reporte.

Indicó, además, que la mayoría de los emigrantes de México y América Central provienen de segmentos de la población con bajo nivel de educación, en contraste con los del Caribe y América del Sur, que tienen un nivel de educación más alto.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login