Breves de Maryland… Arrestan a sospechoso de asesinato, condenado por robar cheques

La Policía del condado de Prince George, en Maryland, con la asistencia de las autoridades de los condados de Prince William y Fauquier, en Virginia, arrestó a Rony Antonio Izaguirre Henríquez en relación con la muerte a cuchilladas del menor Guillermo Enrique Medina.

La captura de Izaguirre Henríquez, de 18 años, tuvo lugar el jueves al mediodía en Annandale, Virginia, aunque el incidente tuvo lugar el 2 de abril en la calle Good Luck de New Carrollton, Maryland. 

Izaguirre Henríquez fue recluido en un centro de detención del condado de Fairfax y espera extradicción a Maryland, donde enfrentará cargos por asesinato en primer grado.

El mismo día del apuñalamiento de Medina, de 15 años, fue arrestado Walter D. Izaguirre Henríquez, hermano de Rony Antonio, que también enfrenta los mismos cargos.

Tres años de cárcel por robar cheques del gobierno

El juez de la corte federal de Baltimore, William D. Quarles, Jr. impuso el jueves tres años de cárcel y dos años de libertad condicional a Elmin Uliser-Reyes, de 22 años, por robar cheques del gobierno federal y hacerlos efectivo.

Según el procurador Rod J. Rosenstein además del robo de cheques por devoluciones de impuestos —que sustraía de los buzones cuando el cartero los depositaba a sus dueños y luego los hacía efectivo— Reyes también fue condenado por robo de identidad y por entrar ilegalmente a este país del que antes fue deportado.

De acuerdo con los documentos de la corte entre febrero y marzo de 2006 Uliser Reyes y sus asociados seguían a los carteros en sus rutas y rompían los paneles de correspondencia en apartamentos y robaban los cheques del Departamento del Tesoro.

Uliser-Reyes hacía efectivo los cheques en licorerías y tiendas en diferentes partes de Maryland usando documentos falsos. En algunas ocasiones alteraron el valor original de los cheques por sumas mayores de las que originalmente tenían escritas.

Uliser-Reyes fue detenido en el condado de St. Mary en junio de 2006 y deportado en noviembre de ese año, pero autoridades federales lo arrestaron de nuevo en diciembre de 2007.

Según el juez Quarles al menos 70 mil dólares fueron robados por Uliser-Reyes y sus cómplices. Después de tres años será deportado de nuevo.

En relación al mismo caso José Matires Carranza-González, de 27 años, fue encontrado culpable el 26 de marzo y enfrenta una posible sentencia de diez años, que será dictada el 13 de junio.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login