Inmigrantes piden al Papa Benedicto XVI que rechace las redadas

Decenas de inmigrantes de Virginia, incluyendo personas que recobraron la libertad tras ser arrestadas en redadas en Leesburg y Manasasas, entregaron una carta al Papa Benedicto XVI que inicia una visita el martes a Washington y Nueva York.

“Pedimos a nuestro nombre y a nombre de todos los inmigrantes en Estados Unidos que el Papa interceda en favor de los inmigrantes”, dijo Ricardo Juárez coordinador general de Mexicanos sin Fronteras al ser recibido en la Nunciatura Apostólica de Washington.

El activista solicitó al Papa que le pida al gobierno de Estados Unidos “que reconozca nuestra condición humana y nuestros derechos, y que además se detengan las redadas de inmigración que terminan siempre dividiendo a nuestras familias”

Una parte de la carta dice que “somos familias y trabajadores inmigrantes la mayoría residentes del condado de Prince William, Virginia, donde una ley recientemente aprobada autoriza a la policía local a interrogar nuestro estatus basándose en la simple sospecha de que seamos ‘ilegales’, es decir que vivimos en un lugar donde se ha legalizado la persecución”.

Los inmigrantes denunciaron que están viviendo una de las agresiones más fuertes cuando se ha dado una persecución en la zona metropolitana, que se refleja en el resultado de más de 600 personas arrestadas en los últimos meses y que la cárcel de Manassas está llena. 

“Todo este ambiente que ha creado un sentimiento de persecución y esta tragedia que divide a nuestras familias y destruye nuestras vidas es el motivo por el cual hemos venido a la Nunciatura”, remarcó Juárez.

En el grupo de personas que llevaron la carta se encontraban los mexicanos Eutimio Bello, Melchor Martínez, Pedro Guadarrama y Carlos Albino, entre otros, quienes narraron la inseguridad que sienten a pesar de estar libres y el temor de ser deportados.

“Espero en Dios que nos den otra oportunidad para poder mantener a nuestras familias”, dijo Guadarrama padre de seis hijos entre 10 y 20 años.

La mayoría de trabajadores arrestados esta semana en Leesburg fueron puestos en libertad sin ninguna fianza, pero deberán presentarse ante un juez de inmigración el próximo 7 de mayo.

“Ellos mas que nadie representan el dolor y el sufrimiento de lo que son estas políticas basadas en el odio y en el racismo, que legalizan la persecución”, puntualizó Juárez.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login