Enfermedad de Parkinson es un mal frecuente en Europa y América.

Pamplona.- La incidencia y prevalencia de la enfermedad de Parkinson es similar en Europa, Estados Unidos y Sudamérica, y algo inferior en los países asiáticos, aseguró Rosario Luquin, neuróloga especializada en esta patología.

“La prevalencia mundial de esta enfermedad oscila entre 500 y mil 500 casos por cada 100 mil habitantes”, expresó Luquin, quien funge como vicepresidenta de la Sociedad Española de Neurología.

En vísperas del Día Mundial del Parkinson, a celebrarse este 11 de abril, la especialista dijo a Notimex que no existe un perfil típico de los pacientes que desarrollan esta enfermedad, pero que estos tienen, en general, una personalidad perfeccionista.

Luquin expuso que la mayoría de los pacientes de Parkinson son no fumadores y consumen pocas cantidades de café, además de ser individuos no buscadores de nuevas emociones.

La investigadora del Departamento de Neurología, de la Clínica Universitaria de Navarra, aseguró que además de factores genéticos, otros de tipo ambiental pueden influir en su desarrollo.

“En la mayoría de los estudios epidemiológicos se ha comprobado que el estar expuesto a pesticidas o beber agua de los pozos, se asocia a una mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad de Parkinson”, añadió.

Luquin declaró que las principales manifestaciones de esta enfermedad consisten en temblor de reposo, rigidez, también definida como una oposición al desplazamiento pasivo de una articulación y bradicinesia o lentitud en la iniciación y realización de un movimiento.

Comentó también que la enfermedad es más frecuente en varones que en mujeres, por lo que se ha sugerido que los estrógenos podrían ejercer un efecto neuroprotector sobre las neuronas dopaminérgicas de la sustancia negra.

“También se han publicado estudios epidemiológicos que han demostrado una menor incidencia de enfermedad de Parkinson en mujeres que reciben un tratamiento sustitutivo con estrógenos tras la menopausia, que en las que no reciben ningún tipo de tratamiento”, refirió.

Rosario Luquin aseguró que en el campo del tratamiento hay que destacar el desarrollo de nuevas moléculas que pueden ser administradas en forma de parches transdérmicos, preparados de levodopa, que aparecerán próximamente en el mercado.

Uno de los síntomas frecuentes en los pacientes con esta enfermedad es la depresión y se ha estimado, acotó Luquin, que puede afectar a más de un 50 por ciento de la población. En algunos casos puede ser el primer síntoma de la enfermedad y preceder a los síntomas motores en varios años.

Otros síntomas neuropsiquiátricos bastante frecuentes en estos pacientes son estados de ansiedad o angustia. Luquin expresó que el Parkinson puede confundirse con otras enfermedades neurológicas.

Destacan, por su mayor frecuencia, el Parkinsonismo Vascular y el Parkinsonismo Farmacológico (producido por fármacos que alteran la transmisión dopaminérgica) que habitualmente se utilizan para enfermedades psiquiatritas.

Aseguró que es posible proporcionar calidad de vida a los pacientes de esta enfermedad mediante un tratamiento multidisciplinar en el que se incluyen, además de fármacos, otros tratamientos como logopedia, rehabilitación y ejercicios, que aportan un beneficio adicional importante.

Reconoció que no se pude detener la evolución del Parkinson, “lamentablemente no disponemos de tratamientos que alteren el curso de la enfermedad, es decir, no hay fármacos neuroprotectores que frenen el curso progresivo de la enfermedad”, concluyó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login