Espera al Papa en EU una Iglesia en crecimiento pero dividida

Por Francisco Trujillo

Dallas.- El Papa Benedicto XVI será recibido la próxima semana en Estados Unidos por una Iglesia con una feligresía en crecimiento, pero también dividida sobre sus reglamentos y tradiciones y dañada por escándalos sexuales y falta de sacerdotes.

La cuarta feligresía católica nacional más grande en el mundo, después de Brasil, México y Filipinas, registra un vigoroso crecimiento, principalmente por el arribo en los últimos años de millones de inmigrantes latinoamericanos.

Datos de la Conferencia Nacional de Obispos Católicos de Estados Unidos muestran que el número de fieles católicos en este país aumentó en 6.0 por ciento entre 2000 y 2005, para alcanzar los 67 millones de creyentes.

El crecimiento se da a pesar de la disminución y desintegración que experimentan otras Iglesias y el aumento en el número de personas que no practican ninguna religión.

La Iglesia Católica estadunidense se está viendo imposibilitada de atender las necesidades de los nuevos feligreses ante la cada vez más aguda escasez de sacerdotes que padece.

En Estados Unidos se tenían registrados en diciembre de 2005 unos 41 mil 400 sacerdotes, 17 mil menos que en 1965. El número de ordenaciones anuales disminuyeron también a la mitad de las que se registraban hace 40 años, a sólo 456 en 2005.

La falta de presbíteros contribuye asimismo a agravar las profundas divisiones que registran los católicos de este país en asuntos relacionados a su fe y a las tradiciones de la Iglesia.

Cada vez es mayor entre la feligresía el anhelo de que la Iglesia flexibilice sus reglamentos sobre el divorcio, el control de la natalidad, la participación femenina en los actos de culto y el celibato sacerdotal.

Un reciente sondeo de la revista US News & World Report mostró que 63 por ciento de los católicos en Estados Unidos rechaza la posición de la Iglesia en relación al uso de los anticonceptivos y 58 por ciento está a favor de que las mujeres se orden como sacerdotes.

También muchos obispos estadunidenses han expresado su molestia con la forma en que las universidades católicas del país parecen fomentar estas divisiones doctrinales.

De acuerdo con la encuesta, sólo 20 por ciento de los universitarios católicos comparte la visión de la Iglesia en temas como el divorcio, el aborto y el control de la natalidad.

Los obispos han señalado a las universidades católicas como muy liberales, incluso en fecha reciente censuraron un par de ellas por permitir que la precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, quien se opone al aborto, realice actos de campaña en sus campus.

En su visita, el Papa tiene programado una reunión en Washington con unos 200 presidentes de colegios y universidades católicas del país y se espera que demande un apego a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia, especialmente en lo relacionado al aborto.

A las divisiones doctrinales se suman también los continuos escándalos sexuales que han dañado en forma grave la reputación de la Iglesia como ejemplo de moralidad.

Desde la década de los años 50, cerca de cinco mil sacerdotes han incurrido en actos de abuso sexual con menores miembros de sus congregaciones.

Según un reporte comisionado por la Conferencia Nacional de Obispos Católicos en 2004 al Colegio de Justicia Criminal John Jay, cuatro mil 400 curas habían sido acusados de abuso sexual en este país, aunque sólo una mínima parte terminó en la cárcel.

La Iglesia se ha visto obligada a pagar miles de millones de dólares en multas e indemnizaciones derivadas de tales abusos. Tan sólo en 2007 fueron 615 millones de dólares por este concepto.

Una docena de las 195 diócesis del país se ha visto forzada a declararse en bancarrota y decenas más han tenido que deshacerse de sus propiedades y edificios para poder pagar las indemnizaciones.

La ola de abusos sexuales motivó a los obispos del país a tomar en 2002 drásticas medidas para evitar este tipo de conductas en sus sacerdotes, las cuales quedaron plasmadas en

You must be logged in to post a comment Login