México da más derechos a homosexuales que Italia

Por Mario Osorio Beristain

Roma.- Con su Ley de Sociedades de Convivencia entre personas del mismo sexo, la ciudad de México está más adelantada que Italia, donde la influencia del Vaticano “pesa mucho”, opinó la diputada transgénero italiana Vladimir Luxuria.

En entrevista con Notimex en un paréntesis de su campaña electoral ante los comicios del 13 y 14 de abril próximo, Luxuria recordó que estuvo invitada en México en ocasión de la aprobación de la ley sobe uniones de convivencia.

“Estuve en el Congreso invitada y hablé sobre derechos y uniones civiles; sobre el hecho de que también la ciudad de México está más adelantada que Italia” en materia de reconocimiento de derechos de homosexuales, dijo.

Atribuyó la situación italiana a la injerencia de la Iglesia y al hecho de que el país europeo “es considerado por el Vaticano como el último reducto de poder temporal que hay que defender”.

“En Italia el camino es largo, tortuoso y difícil”, dijo Luxuria, cuyo verdadero nombre es Vladimiro Guadagno y que en 2006, con el Partido Refundación Comunista, se convirtió en la primera diputada “transgénero” de Italia.

Destacó que actualmente la coalición de la Izquierda Arco Iris, que reúne a los partidos Refundación Comunista, de los Comunistas Italianos y Verde, es la única que tiene una posición “clara” sobre el tema del reconocimiento de las uniones de facto.

“Estamos a favor del reconocimiento de las uniones civiles (de personas no casadas) y no hay al interior de nuestra coalición diferencias sobre ese tema”, destacó.

Dijo, sin embargo, que “desgraciadamente” la derecha italiana es “una de las más conservadoras y atrasadas de Europa y del mundo, diferente de la derecha de España o de la de Francia”.

Recordó que los diferentes partidos de la derecha italiana incluso compiten entre sí para ver quien logra proponer al candidato “más fascista”, o declaran su “orgullo fascista”.

Es el caso, subrayó, de la nieta del “Duce”, la parlamentaria Alessandra Mussolini, actualmente aliada con Silvio Berlusconi y quien en un programa de televisión dijo a Luxuria: “mejor ser fascista que maricón”.

“Está otro candidato (Giuseppe) Ciarrapico (aliado de Berlusconi) que no tuvo empacho en declarar que incluso si es elegido diputado irá a visitar la tumba de Benito Mussolini; está también el partido La Derecha, de Daniela Santanché, que ahora ha descubierto el ventenio (el periodo fascista)”, añadió.

Pero, señaló, también el centroizquierdista Partido Democrático, encabezado por Walter Veltroni, “hay componentes teodem, católico-integristas que ya han declarado que no votarán por ninguna ley que reconozca las uniones de facto”.

“El problema en Italia es que con el fin de la Democracia Cristiana, que era el partido de referencia para los católicos y que gobernó casi por 50 años, muchos componentes democristianos terminaron militando en muchísimos partidos”.

Con ello, dijo, “el Vaticano pudo estar seguro de tener a sus representantes en prácticamente todos los partidos del Parlamento italiano, con excepción de la Izquierda Arco Iris que hace de la laicidad un principio fundamental”.

Luxuria, que es también actriz, dijo que en dos años de trabajo parlamentario ha podido conquistar la estima de algunos diputados que al inicio la veían con desconfianza.

Reconoció que ha debido enfrentar algunos problemas, como agresiones en campaña electoral o el incidente menor, amplificado por la televisión, de la protesta de una diputada por el hecho de usaba los baños de mujeres en el Parlamento.

“Pero problemas he tenido siempre en la vida y este tipo de situaciones no me tocan gracias a la coraza que me construido en todos estos años”, dijo.

Nacida como varón en la sureña y tradicionalista ciudad de Foggia, Luxuria desde la adolescencia inició a vestirse como mujer, enfrentando “mil prejuicios”.

En relación con los sondeos que dan al líder conservador, Silvio Berlusconi, como favorito para ganar las próximas elecciones parlam

You must be logged in to post a comment Login