Garífunas conmemoran 211 anivesarrio de llegada a Honduras

ROATAN, Honduras (AFP) – Los negros garífunas, que forman una etnia de 400.000 habitantes, conmemoraron el 211 aniversario de su llegada a Honduras, con un desembarco -como el que realizaron sus antepasados- en la paradisiaca isla de Roatán, al son de tambores y bailando su tradicional ritmo punta.

“¿Qué sería de nosotros si no tuviéramos a los negros?”, destacó el presidente Manuel Zelaya, en la celebración en una playa esplendorosa de arenas blancas donde desembarcaron los negros el 12 de abril de 1797.

Los garífunas, nacidos de una mezcla de indios caribes y africanos, llegaron a Honduras procendentes de las islas San Vicente y Granadinas, de donde fueron expulsados por los gobernantes.

Unas 5.000 personas fueron deportadas de San Vicente y Granadinas, pero sólo 2.500 lograron alcanzar Punta Gorda. Los demás zozobraron en el mar en sus endebles embarcaciones.

Los inmigrantes encontraron en el escenario de llegada en las Islas de la Bahía (Roatán, Utila y Guanaja) –convertidas ahora en un centro de atracción turística mundial– un campo abierto para hacer una nueva vida. Así se extendieron por todo el litoral del Caribe, unos 700 km.

Sin embargo, 211 años después, los negros siguen siendo uno más de los siete grupos étnicos que viven en las peores condiciones de pobreza de Honduras, país de 7 millones de habitantes, uno de los más pobres del continente.

Desde su llegada, los garífunas poblaron la costa con construcciones de madera y techos de palma y la mayoría de ellos vive en esas condiciones en medio centenar de comunidades, dedicadas a las pesca y la agricultura, entre los departamentos de Cortés, Atlántida y Colón.

La conmemoración que se extiende durante todo abril tuvo su momento cumbre al caer la tarde del sábado en la playa de Punta Gorda, con el arribo del presidente Zelaya y el desarrollo de actos culturales, especialmente con la presentación del Cuadro Nacional de Danzas Garífunas con sus caraterísticos ritmos de tambores y sus comidas típicas del mar.

En la mañana habían iniciado las celebraciones con el simulacro del desembarco de sus antepasados, llegando en lanchas, algunos con taparrabos hechos de hojas de cocoteros y otros con vestimentas multicolores.

“Los negros nos honran, como David Suazo que está en el Inter de Milan”, destacó Zelaya en su discurso ante unos 3.000 negros, autoridades y diplomáticos.

Los futbolistas negros son los que más destacan en Honduras, y varios de ellos juegan en equipos de Europa, como Wilson Palacios y Maynor Figueroa en el Wigan de Inglaterra y Carlo Costly en el Belchatow de Polonia.

Sin embargo, Céleo Alvarez, uno de los dirgentes más reconocidos de la etnia, reclamó que “211 años después Punta Gorda no tiene ni una calle pavimentada”.

“Hay que impulsar la acción para hacer más liviana la carga de este pueblo sufrido y lograr su desarrollo”, demandó.

You must be logged in to post a comment Login