Niega Vaticano aval del Papa a la guerra en Irak

Por Andrés Beltramo Alvarez

Ciudad del Vaticano.- El presidente del Pontificio Consejo de la Cultura del Vaticano, Gianfranco Ravasi, negó que Benedicto XVI avale la guerra en Irak con su viaje a Estados Unidos y su visita a la llamada Zona Cero de Nueva York.

“No se puede olvidar que existió una fuerte toma de posición de la Santa Sede y el Papa en primera persona, en ese momento Juan Pablo II, contra la guerra en Irak en 2003”, dijo en entrevista con Notimex.

Calificó como “un gesto necesario” la oración del Pontífice prevista para el 20 de abril en el memorial a los muertos por los ataques terroristas del 11 de septiembre, porque “el gran riesgo en la actualidad es el terrorismo”.

Pero señaló que es imposible cancelar la existencia de la guerra y las grandes injusticias de la globalización basada en una economía liberal, a la cual el mismo Joseph Ratzinger ha hecho severas críticas públicas.

La sede católica “es clara en sus elecciones políticas en temas como la guerra”, sostuvo el clérigo, y recordó que en 2003, el Papa envió al cardenal Pío Laghi para dejar en claro que el Vaticano no daría aval o comprensión a la guerra.

El domingo 20 de abril, Benedicto XVI elevará una oración por la paz ante un “mundo violento” en la Zona Cero de Nueva York, donde se ubicaban las Torres Gemelas destruidas en los ataques del 11 de septiembre de 2001, por el impacto de dos aviones comerciales.

Llegará hasta el lugar de la tragedia, “escena de increíble violencia y dolor”, según señala el misal que se empleará en la ceremonia, y encontrará a un grupo de 24 personas de cinco categorías diversas.

Ellas representarán a los sobrevivientes, parientes de las víctimas, agentes de policía, cuerpo de bomberos y miembros de la protección civil. Ratzinger pronunciará la oración y encenderá una vela, en una visita prevista para unos 30 minutos.

Pedirá a Dios que dé su “eterna luz y paz” a todos los muertos, los “heroicos” miembros de los primeros auxilios, los hombres y mujeres víctimas sólo porque trabajaban, además de solicitar compasión divina por las familias que perdieron a sus seres queridos.

El líder católico extenderá su oración por quienes “sufrieron la muerte, injuria y pérdida” ese día en el Pentágono y en Shanksville, Pennsylvania, donde se perpetraron los otros dos atentados de ese día.

Con respecto al viaje apostólico en general, Gianfranco Ravasi consideró que la presencia del Papa en Estados Unidos será “un tanto provocadora” en una sociedad marcada por la secularización que hace perder los valores y contenidos cristianos.

Indicó que en la Unión Americana se vive una “new age” (nueva era), la “representación de una religiosidad de tipo fluido la cual mezcla mensaje y masaje, yoga y yogur, la eucaristía y la dieta; donde las iglesias son como el ‘fitness’ (gimnasia) del alma”.

“Toda esta religiosidad es característica de una gran parte de los norteamericanos que ha golpeado al mundo católico”, añadió.

Para el ministro de la Cultura del Vaticano, la simple llegada de una figura que sostiene el rigor del mensaje “es ya un elemento de provocación”, aunque en sentido positivo, necesario ante un ambiente laico hostil a la religión.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login