Teólogos católicos critican oposición de Iglesia a la anticoncepción

Teólogos católicos criticaron la oposición de la Iglesia a los métodos anticonceptivos al indicar que ayudan salvar vidas frente a la amenaza del virus del Sida y a proteger la vida de las mujeres en los países más pobres.

“Ha habido un lenguaje inflamatorio” por parte de la Iglesia Católica sobre la contracepción, dijo el teólogo Anthony Padovano, en vísperas de la visita este martes del Papa Benedicto XVI a Washington y Nueva York.

Padovano, profesor de literatura y filosofía, participó en una conferencia telefónica con otros tres teólogos católicos autores del libro “Verdad y consecuencia: una mirada a la prohibición del Vaticano a la contracepción”.

Los teólogos analizaron el impacto al cumplirse 40 años de la encíclica Humanae Vitae, escrita por el Papa Pablo VI, que prohíbe todo tipo de control natal y que causó controversia entre los católicos.

La conferencia telefónica la organizó Catholics for Free Choice que apoyan el derecho moral y legal a la mujer a seguir su conciencia en asuntos sobre la sexualidad y la salud reproductiva.

Padovano se mostró “alarmado” por el elevado número de muertes y víctimas debido a esa prohibición porque muchos católicos están más preocupados en cumplir la enseñanza de la iglesia que en las consecuencias en la vida humana.

Mary Hunt, de la Alianza de las Mujeres sobre la Teología, Etica y Ritual, dijo que tener un hijo “es riesgoso en muchas partes del mundo”.

La teóloga citó como ejemplo un estudio del Fondo de Población de la Naciones Unidas (UNFPA) que indica que cada minuto muere una mujer por causas relacionadas al embarazo.

“No quiero argumentar que la Iglesia Católica ha causado directamente todas estas muertes, pero quiero insistir que su teología anti-contracepción implementada en política pública resulta en la falta de un control del nacimiento disponible y a bajo costo, y eso cumple un rol significativo en esas muertes”.

Las mujeres en países pobres tienen bajas expectativas de vida debido a embarazos múltiples, dificultades económicas y en la atención médica por el alto número de hijos y el riesgo del virus del Sida y otras enfermedades sexualmente transmitidas.

“Debido a la condena católica a los condones, hay un impacto negativo en el bienestar de la mujer”, señaló Hunt.

Debido a la falta de educación sexual, muchas mujeres no usan métodos contraceptivos porque no creen que están en riesgo de quedar embarazadas pese a ser sexualmente activas, lo cual es muy común en Filipinas y América Latina, donde la Iglesia Católica influye en la política pública, recalcó.

Daniel Maguire, profesor de teología en la Universidad de Marquette manifestó que las personas deben estar preparadas para actividades reproductivas.

Señaló que si alguien no está listo para tener hijos, es irresponsable tener relaciones sexuales sin contracepción.

En el libro, los autores señalan que la encíclica Humanae Vitae del Papa Pablo VI al defender la procreación en el matrimonio y amor conyugal, ha cerrado las puertas a los contraceptivos modernos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login