Protestan contra política migratoria de México hacia centroamericanos y sudamericanos

Decenas de mexicanos exigieron frente a la Embajada de su país en Washington detener la supuesta agresión física que las autoridades migratorias, la policía y hasta unidades del Ejército mexicano propician a migrantes de Centro y Sudamérica que tratan de cruzar la frontera rumbo a Estados Unidos.

“No dudo ni un segundo en decir que el gobierno de Felipe Calderón es hipócrita porque está poniendo en práctica las mismas leyes que se están aplicando aquí en el condado de Prince William, se ve que su gobierno está al servicio de los intereses de Estados Unidos”, enfatizó Ricardo Juárez de la organización Mexicanos sin Frontera.

Recordó que el 31 de marzo oficiales de la Secretaría de Marina y del Instituto Nacional de Migración “detuvieron, robaron, golpearon brutalmente y arrestaron” a decenas de migrantes centroamericanos y además “violaron” a dos mujeres en el pueblo oaxaqueño de Las Palmas, municipio de Niltepec. 

“Para nosotros los inmigrantes mexicanos esto es una gran vergüenza y es por eso que repudiamos estos hechos y pedimos estar juntos con nuestros hermanos y hermanas centroamericanos para denunciar y exigir justicia y castigo a los responsables”, pidió Juárez.

Denunció que hace unos meses en un centro de detención para inmigrantes se les introdujo por la fuerza un hisopo de 20 centímetros por el recto a más de veinte migrantes centroamericanos sin ninguna justificación.

Debido a las denuncias grupos de derechos humanos han estado trabajando para que se detenga esta ola de violencia propiciada por quienes están supuestos a dar protección a la población civil. 

El periódico mexicano La Jornada dijo a los pocos días del incidente que el contralor e inspector general de la Armada, almirante Ramón Morales, prometió elaborar un informe tras visitar Las Palmas, hablar con pobladores y escuchar a dos sacerdotes que denunciaron la paliza.

Morales “comentó que ya se habló con los integrantes del 28 Batallón de Infantería, quienes reconocieron los hechos, por lo que algunos podrían ser, incluso, merecedores de la baja del servicio militar”, reportó el periódico mexicano.

Por su parte la Iglesia Católica de Oaxaca pidió la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para frenar los abusos en contra de los migrantes.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login