Guatemaltecos tienen un regalo al Papa Benedicto XVI

El interés de divulgar el arte y la cultura de su país hizo que una veintena de guatemaltecos de Virginia elaboraran a mano una alfombra gigantesca con ocasión de la visita del Papa Benedicto XVI a esta capital.

La colorida alfombra hecha a base de arroz y frijoles crudos y aserrín importado de su país, que tiene una extensión de 110 pies de largo por 15 pies de ancho, fue elaborada este martes en el patio del Centro Cultural Juan Pablo II, en las cercanías de la Basílica de la Inmaculada Concepción al noreste de la ciudad, donde el pontífice asistirá este jueves.

“De esta forma queremos darle la bienvenida al Papa Benedicto XVI en representación de todos los latinos y en especial de mi país”, dijo Salvador Sánchez presidente de la organización Alfo-Conce, que es una abreviación de Alfombras de Concepción. 

La mayoría de artesanos son originarios de la población de Concepción Chiquirichapa en el departamento de Quetzaltenango, al occidente de Guatemala y entre ellos muchos se comunican en el dialecto mum.

Según Sánchez para ver concluida su obra tuvieron que invertir un costo aproximado de 20 a 25 mil dólares, si se incluye mano de obra, ya que necesitaron casi una semana con jornadas de hasta diez horas diarias.

Antes de retirarse a sus casas este martes el grupo de artesanos se aseguró de cubrir la obra terminada con materiales contra el viento, la lluvia y el sol para que cuando arribe el Papa el jueves, la alfombra esté como acabada de hacer.

“Al hacer este trabajo no buscamos el beneficio económico porque cada quien da una cuota para cubrir los gastos, lo que más nos motiva y queremos expresar es el arte y la cultura de nuestro país, y también nos ayuda en la solidaridad de nuestro grupo”, puntualizó Sánchez.

You must be logged in to post a comment Login