Instan cubanos a familiares en EU a que envíen dólares

La Habana.- Muchos cubanos reclaman dólares a sus familiares en Estados Unidos debido a la fiebre de consumo desatado en Cuba por la venta de artículos hasta ahora restringidos, lo cual hace más visible las desigualdades sociales.

Decenas de impacientes personas siguieron este martes haciendo filas ante las oficinas comerciales de la empresa cubana de telecomunicaciones ETECSA con el fin de comprar un celular o activar la línea, servicio que hasta hace poco estuvo reservado a extranjeros.

El servicio de telefonía móvil, con la modalidad de prepago (mediante tarjetas) se contrata por unos 111.00 pesos convertibles, monto que equivale a unos 119.88 dólares o dos mil 775 pesos cubanos -unos siete meses de salario-.

El vértigo por tener un celular ha sido acompañado de una afluencia menos ansiosa, pero continua, en las tiendas de electrodomésticos, donde se venden desde hace dos semanas aparatos reproductores de DVD, ollas arroceras y moto-bicicletas eléctricas.

“De dónde sacan el dinero”, preguntó uno de los curiosos que se arremolinaba ante la vidriera de un establecimiento en el sector de El Vedado, y otro le respondió: “aquí la gente tiene dinero, o inventa como buscárselo”.

Economistas consultados por Notimex estimaron que las ventas, y sobre todo el de celulares, estimularán el envío de remesas de Estados Unidos y otros países por parte de emigrados solventes a cónyuges, padres, hijos y hermanos que se quedaron en la isla.

Cálculos de Naciones Unidas estiman ese monto en un promedio de mil millones de dólares anuales tan sólo de Estados Unidos, en tanto autoridades locales aceptan que un 60 por ciento de la población accede a la moneda dura en diversa cuantía.

Cuba, donde la tenencia y el uso del dólar estadunidense fue despenalizada en agosto de 1993, se incorporó en la década de los años 90 al universo de las remesas remitidas por emigrantes asentados en otros países.

Pese a las obstinadas sanciones de Washington para frenar el envío de dinero a la isla -y el impuesto al dólar aplicado por el ex presidente Fidel Castro-, las remesas continuaron llegando, no siempre por vías institucionales.

Existen otras maneras para acceder al billete verde como propinas, plazas en la industria turística, trabajo en firmas extranjeras y la acumulación por un sector de la población de moneda nacional que puede cambiar después por pesos convertibles (CUC, divisa local).

Entre estos últimos figuran los campesinos que han venido acumulado en los últimos años verdaderas fortunas y que carecían de mecanismos para invertir las ganancias obtenidas con los altos precios de sus productos.

“Hay campesinos que cultivan determinados productos como tabaco, ajos y otros que ganan mucho dinero, así como los intermediarios”, comentó el economista independiente Oscar Espinosa Chepe.

“También -agregó- llevamos muchos años con el mercado negro y otros están robando a las empresas estatales donde todavía existe descontrol en la contabilidad”.

Otras categorías de compradores del mercado oficial en divisas pueden ser gerentes, taxistas, barmans, bodegueros que revenden productos de la canasta básica, prostitutas y quienes viven en el filo de la ilegalidad.

Este grupo se completa con muchachas y muchachos que se han casado con extranjeros, aunque algunos les doblan la edad y llevan un nivel de vida superior al de sus congéneres, según los estándares de la isla.

Analistas sostienen que en un país donde se repudiaron los “valores burgueses”, y el gobierno condena al “capitalismo salvaje”, las nuevas medidas hacen más notorias las desigualdades sociales generadas tras la crisis de la década de los años 90.

La mayoría de la población depende de los salarios estatales (de unos 18 dólares mensuales), aunque se afirma que el gobierno está reformando el sistema salarial para estimular al sector productivo.

El presidente cubano Raúl Castro, quien asumió el poder el 24 de febrero pasado, señaló en 2007 que los salarios son todavía insuficientes, lo cual inc

You must be logged in to post a comment Login