Intensa seguridad por visita de Benedicto XVI

Autoridades estadunidenses desplegaron el martes intensas medidas de seguridad para el acceso de cientos de invitados especiales y periodistas a la Base Aérea Andrews ante la llegada del Papa Benedicto XVI.

Alrededor de 500 invitados especiales, 250 reporteros fotógrafos y camarógrafos, así como 200 miembros del arquidiócesis de Washington fueron acreditados para la llegada del jerarca católico.

El presidente George W. Bush recibió al Papa a las 16 horas locales (21:00 GMT), en la primera vez que el presidente recibe personalmente en la Base Aérea a una personalidad extranjera, lo que simboliza la importancia de la visita.

La prensa tuvo que esperar más de dos horas para ser escoltada desde el centro de la capital a la Base Aérea, ubicada en el aledaño estado de Maryland, tras pasar rigurosas inspecciones por detectores de metal y perros policías.

Del hotel los invitados fueron llevados en autobuses especiales a la Base Aérea, escoltados por patrullas motorizadas de la policía de Washington.

“La seguridad representa un gran reto sobre todo en el ambiente post 9-11”, dijo a Notimex la portavoz de la Conferencia de Obispos Catolicos de Estados Unidos (CCB) Mar Muñoz en alusión a los ataques terroristas del 2001.

En los esfuerzos de seguridad colaboraron el Servicio Secreto las fuerzas de seguridad locales de Washington , la policía de Nueva York y el Departamento de Estado

Más de 5,300 periodistas fueron acreditados para la cobertura informativa, de los cuales 1,000 tienen acceso a áreas restringidas.

Par a el evento central, la misa en el Estado de los National seguridad registraron más de 90 mil peticiones de boletos, casi el doble de su capacidad de 47 mil asientos.

La Base Andrews ha sido escenario de recepciones de jefes de Estado en 309 ocasiones desde el 2006

El avión Boeing 777 en el que arribará el Papa Benedicto XVI ha sido designado como Shepard One, Pastor Uno

Mientras esperaba la llegada del Papa la banda de la Escuela Preparatoria de Obispo McNamara, de Forestvylle, Maryland, ensayaba varias melodías.

Entre los invitados estaba Noelia Rayon, una venezolana casada con un sargento, quien dijo que esperaba que el Papa Benedicto XVIa hablara de la paz y de la necesidad de que termine la guerra

El soldado Aaron Gómez, de 21 años, asistente militar de la Fuerza Aérea dijo con un rosario en la mano que se confirmó hace 10 dias. “Es un privilegio si puedo llegar más cerca del Papa, lo voy a tratar de hacer”, comentó.

Por su parte el capellán de la Base Aérea James Hamel dijo que estaba emocionado con la visita del Papa. Hamel se refirió a Bush y al Papa Benedicto XVI como sus “superiores” en el gobierno y en la iglesia.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login