Oficialismo cierra campaña en Paraguay, donde poder podría cambiar de manos

ASUNCION (AFP) – El clima electoral se intensifica este miércoles en Paraguay, donde la oficialista Blanca Ovelar cierra una campaña que podría ser el fin de 60 años de Partido Colorado en el poder, y con el ex obispo progresista Fernando Lugo, favorito de los sondeos para el domingo, cada vez más triunfalista.

Ovelar cierra su campaña la noche de este miércoles en Asunción, en momentos en que la última encuesta la ubica perdiendo ante el ex obispo progresista Fernando Lugo. La ex ministra de Educación arriesga convertirse -además de en la primera candidata presidencial mujer- en la que entregue el poder del Partido Colorado por primera vez en más de 60 años.

Por su parte, Lugo busca dar una imagen de confianza en su triunfo. Un spot televisivo lo muestra este miércoles ante el palacio de Gobierno hablando de recuperar “el orgullo de ser paraguayos”.

El ex obispo realizó la noche del martes un acto en la ciudad de Luque -capital paraguaya durante la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870)- al que llegó rodeado de jinetes y envuelto en una nube de banderas y polvo rojo de las calles terrosas.

“Después del domingo, si quiere volver a ser obispo será obispo, si quiere ser cardenal será cardenal, pero va a ser Presidente de la República”, arengó su hermano, Pompeyo Lugo. El ex sacerdote, que no habló -su equipo informó a la AFP que tenía laringitis- se limitó a sonreír y saludar desde el estrado con los dos puños en alto.

La campaña está teñida de acusaciones cruzadas de corrupción. Además, los candidatos opositores acusan al gobierno de usar recursos públicos para apoyar a su candidata.

Sin embargo, la Corte Electoral paraguaya afirmó este miércoles que las elecciones serán “absolutamente transparentes” pese a las denuncias de posible fraude formuladas por todos los sectores.

“La justicia electoral va a entregar unas elecciones absolutamente transparentes más allá de todo lo que se habla”, declaró Carlos Alberto Millones, del Tribunal de Justicia Electoral.

Por su parte, las Fuerzas Armadas paraguayas dijeron que respetarán el resultado de las elecciones presidenciales del domingo, gane quien gane. “Es claro y contundente que las Fuerzas Armadas están para defender la institucionalidad y no toman partido por ningún sector político”, afirmó su comandante, el general Bernardino Soto Estigarribia, al diario ABC de este miércoles.

Lugo -que encabeza la opositora Alianza Patriótica para el Cambio (APC)- figura primero en los sondeos con 34% de las intenciones de voto. Lo siguen el general retirado y ex colorado Lino Oviedo (29%) y Ovelar (28,5%), ex ministra de Educación del actual presidente Nicanor Duarte, según la última encuesta publicada por el diario La Hora.

Mientras, la Policía investiga las listas de huéspedes en hoteles del país a fin de detectar “agitadores” extranjeros. La Policía detuvo este miércoles a nueve colombianos denunciados en hoteles por no tener documentos, dijo el ministro del Interior Libio Fernández, un día después de que el gobierno denunciara la llegada a Paraguay de “agitadores” extranjeros para “enturbiar” las elecciones del domingo.

Sin embargo, el comisario César Benítez dijo que los arrestados dijeron ser hinchas del Club Atlético Nacional de Colombia, que el jueves pasado disputó contra el Sportivo Luqueño de Paraguay un partido por la Copa Libertadores.

Finalmente, funcionarios del ministerio de Obras Públicas salieron a la calle este miércoles en apoyo a Ovelar. Pese a estar en horas de trabajo, esta manifestación “se justifica plenamente porque estamos eufóricos. Nosotros somos todos colorados y queremos que el gobierno gane el domingo”, dijo Jorge Cabello, funcionario del ministerio de Obras Públicas, a la radio local.

“Acá casi todos los compañeros del ministerio somos colorados” y “salimos a festejar la victoria de Blanca”, agregó, entre el sonido de silbatos, bocinas y arengas partidarias.

You must be logged in to post a comment Login