Casa Blanca defiende TLCAN en víspera de cumbre norteamericana

WASHINGTON (AFP) – La Casa Blanca salió este viernes en defensa de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), duramente criticado por los candidatos demócratas a la Presidencia estadounidense, en víspera de la cumbre norteamericana del lunes y el martes en Nueva Orleans (sur).

“No hay nada roto. ¿Por qué deberíamos arreglar un éxito?”, aseguró Dan Fisk, director del Consejo de Seguridad Nacional para las Américas, al ser interrogado sobre las promesas de los precandidatos demócratas Barack Obama e Hillary Clinton, de renegociar el TLCAN si ganan las elecciones de noviembre.

En una rueda de prensa previa a la cumbre norteamericana, el responsable de la Casa Blanca rechazó las críticas al acuerdo que entró en vigencia el 1 de enero de 1994 entre Estados Unidos, México y Canadá: “Nosotros pensamos que el TLCAN ha funcionado, que el historial de los últimos 14 años lo deja claro”, sostuvo.

Fisk admitió que el tratado comercial y las críticas de los demócratas figurarán en el orden del día de la cumbre de Nueva Orleans, en la que participarán los jefes de Estado de los tres países miembros: el presidente estadounidense, George W. Bush, su par mexicano Felipe Calderón y el primer ministro canadiense Stephen Harper.

“Estamos al tanto de que algunas de las declaraciones que se produjeron aquí, lograron titulares todavía mayores en Canadá y México que aquí en Estados Unidos. Por tanto, esperamos que los dirigentes hablen” del TLCAN en la cuarta cumbre norteamericana, añadió el funcionario.

Fisk recordó que Canadá es el primer socio comercial de Estados Unidos, con la exportación de 2,4 millones de barriles de petróleo diarios, mientras México ocupa el tercer lugar. El comercio entre los tres países representa 2.500 millones de dólares diarios, precisó.

Obama y Clinton no sólo se comprometieron a renegociar el acuerdo que entró en vigencia bajo la presidencia del demócrata Bill Clinton, sino que se acusaron mutuamente de haber cambiado de opinión para tratar de lograr votos en estados clave como Ohio, donde la población achaca al TLCAN la pérdida de empleos de los últimos años.

Un alto funcionario canadiense, que exigió el anonimato, recordó que el acuerdo comercial norteamericano “brindó beneficios a los tres países”.

Los tratados de libre comercio tienen mala prensa actualmente entre los demócratas, que controlan ambas cámaras del Congreso, y se negaron a aprobar el acuerdo con Colombia, pese a las fuertes presiones de Bush, que volverá a defenderlo en Nueva Orleans, según Fisk.

Por su parte, el ya designado candidato republicano John McCain, senador por el fronterizo estado de Arizona (suroeste), defendió el TLCAN y el TLC con Colombia, en la misma línea que la Casa Blanca, al tiempo que acusó a sus adversario de defender posiciones “proteccionistas”.

You must be logged in to post a comment Login