FAO reclama decisiones políticas para asegurar alimentos en Latinoamérica

BRASILIA (AFP) – La XXX Conferencia de la FAO para América Latina y el Caribe reclamó este viernes a los gobiernos de la región políticas que garanticen la seguridad alimentaria de una zona del mundo rica en recursos, pero que posee 52 millones de desnutridos.

Desde el lunes, delegados de 32 países participaron de una conferencia regional de la FAO que estuvo enmarcada por el estallido de los precios de los productos agrícolas.

Para el director general de la FAO, el senegalés Jacques Diouf, uno de los aportes fundamentales de la conferencia clausurada este viernes fue la discusión de tomar decisiones que resguarden la seguridad alimentaria en los países en desarrollo.

Ese aporte, dijo el funcionario, es fundamental para la Cumbre sobre seguridad alimentaria, medio ambiente y bioenergía que la FAO realizará en junio en Roma.

“El aporte del presidente brasileño (Luiz Inácio Lula da Silva) fue sumamente importante, por el apoyo a las iniciativas de la FAO y mostrar el peso de la voluntad política”, dijo Diouf en una conferencia de prensa.

Para Diouf, la FAO está convencida de que el mundo puede duplicar la producción de alimentos en unos cinco años, pero para ello “debe haber la voluntad política” y los recursos necesarios para crear condiciones apropiadas.

Entre esas condiciones mencionó “obras de irrigación, infraestructura rural, desarrollo de la agricultura familiar, almacenamiento adecuado, acceso a créditos y rediscusión de las normas de comercio”.

La Conferencia también “avanzó en una discusión que considero fundamental, la de los insumos para la agricultura”, dijo Diouf. “Se habla del aumento en los precios de los alimentos, pero los insumos, una pieza clave, también han subido mucho, y eso afecta toda la cadena”, añadió.

Diouf recordó que ya en septiembre pasado la entidad alertó que el alza de los precios de las commodities agrícolas llevaría a casos de violencia como los que se repiten actualmente en varios países.

Para Diouf, el alza de los precios obedece a factores climáticos y al aumento cualitativo de la demanda en países en desarrollo, especialmente en India y China.

“Hubo un aumento de la demanda de carne. Para tener un kilo de carne precisamos siete kilos de granos. De forma que ese aumento en el consumo de carne tiene efecto enorme en el escenario general. Si más indios, brasileños o chinos comen más carne, eso tiene una consecuencia”, analizó Diouf.

Diouf también destacó el nivel de las discusiones sobre el papel de los biocombustibles en el alza de los precios en los alimentos.

“En ese sentido, el presidente Lula volvió a contribuir de forma importante, al pedir un debate amplio, completo y profundo de esa cuestión, una discusión que no sea conducida por las emociones”, dijo Diouf.

Sobre los biocombutibles la Conferencia se limitó a identificar las oportunidades de convertirlos en una herramienta de inclusión social.

El informe final del evento recogió la recomendación a la FAO para que se otorgue prioridad “al desarrollo de capacidades en los países para responder a emergencias derivadas de desastres naturales”.

El documento también pidió “coordinación intersectorial” para atender de manera integral a la seguridad alimentaria, el combate al hambre y la desnutrición.

La XXXI Conferencia de la FAO para América Latina y el Caribe será realizada en Panamá en 2010.

You must be logged in to post a comment Login