Fluminense venció 1-0 a Liga de Quito y quedó primero en el Grupo 8

RIO DE JANEIRO (AFP) – El brasileño Fluminense venció este jueves 1 a 0 al ecuatoriano Liga de Quito en el estadio Maracaná de Río de Janeiro y finalizó primero en el Grupo 8 de la Copa Libertadores de América 2008.

Cícero, a los 30 minutos, marcó de cabeza el gol de la victoria.

El delantero tricolor aprovechó un centro de Junior César desde la izquierda. Se elevó increíblemente unos 20 centímetros por encima de su marcador, el ecuatoriano Diego Calderón, y cabeceó fuerte para dejar sin respuesta al arquero Daniel Viteri.

El equipo brasileño había conseguido por anticipado su pase a los octavos de final y con la victoria terminó primero en el Grupo 8 con 13 puntos, seguido por Liga de Quito con 10 unidades, Arsenal de Argentina con 9, y Libertad de Paraguay con 3.

El partido se jugó durante los 90 minutos con fuerte presión de Fluminense y con Liga de Quito defendiéndose y al acecho para algún contragolpe de sus delanteros, Agustín Delgado y Christian Suárez, que después fue sustituido por Joffre Guerrón.

Con el correr del tiempo, y con más de 15 finalizaciones de los tricolores cariocas, Liga de Quito -clasificado a octavos en la fecha anterior- pareció conformarse con una derrota digna, ya que sus contraataques se hacían cada vez mas esporádicos.

Sin embargo, en los últimos 10 minutos de juego, el onceno ecuatoriano reaccionó -como si fuera parte de una estrategia planificada de antemano- y finalmente Fluminense terminó el partido sofocado por los ataques adversarios.

En los primeros momentos de juego el argentino Darío Conca, volante del equipo carioca, se perdió un gol al cabecear apenas por encima del travesaño cuando todo el Maracaná celebraba la conquista.

En los minutos siguientes, Cícero marró por lo menos tres chances propicias: a los 18 al desaprovechar un pase largo de Conca que lo deja solo al borde del área, a los 21 al llegar tarde a un centro rastrero de Junior César que descolocó a Viteri, y a los 22 al cabecear violentamente afuera.

No obstante la insistencia del centro delantero (único delantero neto al faltar por lesiones Washington y Dodó), se vio coronado al convertir a los 30, la apertura del tanteador.

Las jugadas más peligrosas para el equipo ecuatoriano estuvieron a cargo de Larrea, que en un contragolpe entró al área carioca, dejó atrás a dos defensores rivales y remató con fuerza pero sin precisión, y de Obregón quien a distancia exigió un gran esfuerzo del arquero Fernando Henrique.

En el segundo tiempo el panorama se reiteró: Fluminense atacaba y Liga se defendía.

Viteri salvó providencialmente su arco en al menos cuatro oportunidades: un remate al ángulo inferior izquierdo de Tartá dentro del área, una anticipación a Cícero cuando entraba solo al área, el envío a fuera de un tiro libre del scorer desde 30 metros y un fortísmo disparo de Igor de larga distancia.

Al final, el cansancio del ‘Flu’, o la estrategia del técnico Edgardo Bauza propiciaron una reacción de la Liga.

La ‘torcida’ tricolor sufrió entonces hasta el pitazo final en el Maracaná, porque la defensa local recurrió a reiteradas faltas para detener a los ágiles quiteños. Y esas faltas se transformaron en peligrosos tiros libres sobre el arco de Fernando Henrique, pero sin consecuencias.

You must be logged in to post a comment Login