Kirchner visita Ecuador como parte de una estrategia regional argentina

BUENOS AIRES (AFP) – La presidenta Cristina Kirchner viajará el domingo a Ecuador para lanzar la construcción de una represa hidroeléctrica junto a su par Rafael Correa, en una visita que se enmarca en una estrategia de Argentina para afianzar lazos con sus socios y amigos de la región, dijo a la AFP una fuente oficial.

“La visita de Fernández de Kirchner a Ecuador se enmarca en una estrategia de política exterior del gobierno argentino para la región”, que incluye la realización de obras de infraestructura y acuerdos en el sector energético con Brasil y con Venezuela, dijo la fuente que pidió anonimato.

Se trata de la primera visita de Kirchner como jefa de Estado a Quito, adonde llegará la noche del domingo junto al canciller Jorge Taiana y al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Durante la visita de 24 horas, Correa recibirá el lunes a Kirchner en el Palacio de Carondelet, sede gubernamental, y juntos inaugurarán luego las obras de construcción de un megaproyecto hidroeléctrico a cargo de una compañía binacional.

El plan se denomina Coca Codo Sinclair y es el proyecto hidroeléctico más grande de la historia de Ecuador, que demandará una inversión de 1.600 millones de dólares.

La planta, que estará localizada en la selva de la Amazonia y tendrá capacidad para generar 1.500 megavatios/hora, será montada por las empresas estatales Enarsa de Argentina y Termopichincha de Ecuador.

La agenda de la mandataria argentina en Quito prevé además la firma de una declaración conjunta y de convenios para “ratificar la relación de amistad” entre Argentina y Ecuador, y profundizar su alianza estratégica en la región, dijo la fuente.

Se trata de un nuevo paso en una relación aceitada que iniciaron ambos países durante el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), que incluyó cuatro visitas de Correa a Buenos Aires y una de Cristina Kirchner a Quito.

Correa estuvo en Argentina dos veces en 2006 –una durante su campaña electoral y luego como presidente electo– y dos en 2007, la segunda para la asunción en diciembre pasado de Cristina Kirchner.

De su lado, la presidenta argentina había estado de visita oficial en Ecuador en marzo de 2007, como senadora y primera dama.

“La amistad con Correa quedó reflejada además en el papel mediador que tuvo” Cristina Kirchner durante el conflicto desatado entre los gobiernos de Quito y Bogotá, cuando Colombia bombardeó un campamento de la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano, dijo la fuente.

Durante la reunión del Grupo de Rio en marzo pasado, la presidenta Kirchner había denunciado la situación “inédita en la región, la violación de la soberanía territorial de uno de nuestros países”, en un discurso en el que llamó a “rescatar la legalidad y rechazar la unilateralidad” en Latinoamérica.

Suspendidas las relaciones diplomáticas entre Quito y Bogotá, Argentina ejerce la representación del gobierno de Correa a través de su embajador en Colombia, Martín Balza.

En otro gesto de amistad, Argentina había enviado un avión con alimentos y medicamentos en febrero a Ecuador, afectado por la erupción del volcán Tungurahua.

Durante su paso por Quito, la mandataria inaugurará también un centro de estudios políticos y sociales en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), donde será condecorada con la medalla al Mérito Académico.

You must be logged in to post a comment Login