Quito pide a Bogotá voluntad para superar crisis durante visita de Insulza

QUITO (AFP) – El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió el viernes a Colombia que muestre la voluntad para superar la crisis bilateral, que mantiene rotas las relaciones diplomáticas, mientras que el secretario de la OEA, José Miguel Insulza, sostuvo que hay un “buen ambiente” para eso.

“Se necesitan dos voluntades, no sólo una” para solucionar el conflicto desatado por el ataque militar colombiano contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Ecuador del 1 de marzo, dijo Correa con ocasión de la visita de Insulza a Quito.

“Es un conflicto bilateral”, añadió el jefe de Estado, quien también solicitó a Bogotá poner fin a una campaña mediática que -según Correa- intenta desprestigiar a su gobierno denunciando incluso que él es permisivo con la guerrilla marxista.

Insulza declaró a su vez que “hay un buen ambiente para ir mejorando la situación” y añadió: “Espero que culmine con la reanudación de las relaciones”, interrumpidas por Quito a raíz de la incursión que dejó una veintena de muertos, entre ellos el jefe rebelde Raúl Reyes, un ecuatoriano y cuatro mexicanos.

“Si me preguntan si eso (el restablecimiento de los nexos) va a ocurrir en estos días yo no podría asegurarlo”, señaló el secretario de la OEA, quien se entrevistó con Correa y su canciller, María Isabel Salvador, después de visitar el jueves Bogotá dentro de su misión de buenos oficios.

Consideró que la decisión de Quito de no responder a las acusaciones de Bogotá facilita el proceso de distensión entre las dos naciones.

“En el caso del gobierno de Ecuador, fue muy clara su declaración en el sentido de que no iba a continuar con esta polémica (…) El gobierno de Colombia está en la misma disposición”, anotó Insulza, quien antes de arribar a Quito anunció que busca reducir la tensión.

La segunda visita del funcionario de la OEA a la capital ecuatoriana durante la crisis se dio un día después de que Correa anticipara que “ojalá que no nos vengan con la diplomacia de siempre, tratando de contentar a todo mundo, que es igual el agresor que el agredido, que se reduce a conversar”.

Quito aspira a que Insulza logre que Bogotá cese “sus agresiones”, con miras a restablecer los vínculos. “Mientras sigan esos comportamientos es imposible reanudar”, puntualizó el gobernante.

Insulza manifestó previamente en un comunicado que la agenda para su periplo por Colombia y Ecuador incluye iniciativas más concretas -que no precisó- para abrir paso a un ambiente de confianza entre los dos gobiernos.

Sostuvo que “voluntad política existe en los dos países, pero hay que sacarla a flote a través de la compleja gestión que estamos realizando y de la cual espero entregar avances en la reunión de Medellín”, donde sesionará el organismo entre el 1 y 3 de junio.

Entretanto, el ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, calificó de “maravillosa” la amenaza de Quito de que considerará como “una acción de guerra” cualquier incursión de las FARC en su territorio y la repelerá militarmente.

“Ojalá se cumpla”, dijo el ministro e indicó que la lucha de Bogotá contra la guerrilla “se neutraliza si nuestros vecinos permiten que su territorio sirva como santuario para los grupos armados ilegales”.

Correa amplió la advertencia a las Fuerzas Armadas de Colombia al señalar que “no vamos a permitir que ninguna fuerza irregular o regular extranjera ultraje suelo ecuatoriano”.

You must be logged in to post a comment Login