Benedicto XVI ora con líderes religiosos y exige libertad de culto

Por Andrés Beltramo Alvarez

El Papa Benedicto XVI se unió en oración con líderes de cinco religiones, defendió la libertad de culto y pidió que el diálogo interreligioso no se dedique sólo a la búsqueda de la paz.

En el centro cultural Juan Pablo II de Washington, el pontífice se reunió el jueves con alrededor de 200 representantes de los musulmanes, judíos, hindúes, budistas y jainitas con quienes encabezó una oración interreligiosa y les dirigió un mensaje.

Al saludar en inglés elogió la multiculturalidad de Estados Unidos, apreció que en este país jóvenes de todos los credos puedan estudiar en las mismas escuelas y puso como ejemplo esa actitud de apertura.

“Puedan otros tomar ánimo de vuestra experiencia, dándose cuenta que una sociedad unida puede derivar de una pluralidad de pueblos, con la condición que todos reconozcan la libertad religiosa como derecho civil fundamental”, aseveró Benedicto XVI.

“Tutelar la libertad religiosa dentro de las normas de la ley –advirtió Joseph Ratzinger- no garantiza que los pueblos, en particular las minorías, queden a salvo de formas de discriminación y de prejuicio”.

Aseveró que la diversidad propone reflexión sobre los principios fundamentales de una sociedad democrática y citó al presidente estadunidense Franklin D. Roosevelt (1933-1945): “a nuestra tierra no podría sucederle cosa mejor que un renacimiento del espíritu de la fe”.

El Papa calificó como una enorme responsabilidad el trabajo de los líderes religiosos, quienes deben promover el respeto a la vida y la libertad, garantizar que la dignidad humana sea reconocida y apreciada además de facilitar la paz y la justicia.

Benedicto XVI, quien el martes pasado inició una visita a Estados Unidos, pidió a los representantes de otros credos “no temer” al diálogo sobre las verdades profundas de la propia fe “porque la verdad devela la relación esencial entre el mundo y Dios”.

Saluda Papa a judíos por la Pascua y pide paz en Medio Oriente

Benedicto XVI saludó el jueves a un grupo de representantes de la comunidad judía de Estados Unidos, al que entregó un mensaje para todos los hebreos del mundo, en el cual pide paz en Medio Oriente.

El acto fue realizado en el centro cultural Juan Pablo II de Washington, donde se reunió con líderes de diversas religiones y ofreció su felicitación por la Pesah, la festividad en que los judíos recuerdan la salida de Egipto y el cruce del Mar Rojo.

En el texto, el Papa escribió: “nuestra compartida esperanza de paz en el mundo abraza el Medio Oriente y la Tierra Santa en particular” y afirmó que, si bien de manera diferente, la Pascua católica también recuerda la misericordia divina.

“Con respeto y amistad pido, por tanto, a la comunidad hebrea aceptar mis felicitaciones en un espíritu de apertura a las reales posibilidades de cooperación que vemos frente a nosotros”, estableció.

“Mientras contemplamos –agregó- las urgentes necesidades de nuestro mundo y miramos con compasión el sufrimiento de millones de nuestros hermanos y hermanas en todos lados”.

Este saludo no estaba originalmente considerado en el itinerario del viaje apostólico, sino que fue incluido luego de las tensiones surgidas entre los judíos y El Vaticano por una oración en latín recuperada por Benedicto XVI.

En la misma se reza por la conversión del pueblo de Israel para que logre salvarse, lo cual fue condenado por líderes de esa religión que la consideraron ofensiva.

Benedicto XVI pide a cristianos superar “divisiones históricas”

Nueva York.- El Papa Benedicto XVI se reunió el viernes con un grupo de cristianos en la iglesia de Saint Joseph de esta ciudad, a quienes pidió superar “divisiones históricas” para lograr la unidad y ofrecer su testimonio a la humanidad.

“Con mucha frecuencia los no cristianos, al ver la fragmentación de las comunidades cristianas, quedan confundidos sobre el mensaje mismo del Evangelio”, sostuvo el pontífice ante más de 250 represe

You must be logged in to post a comment Login