Murió en Roma el cardenal colombiano Alfonso López Trujillo

ROMA (AFP) – El cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, de 72 años, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, falleció este sábado en Roma de una infeccion respiratoria, indicaron fuentes de la clínica romana Pío XI.

El purpurado, entre los cardenales más influyentes de la Iglesia católica, fue internado a inicios del mes en el centro médico por una infección respiratoria, al parecer adquirida durante un viaje a Africa.

López Trujillo, considerado entre los purpurados más conservadores del Colegio Cardenalicio, fue designado cardenal hace 25 años por el difunto Papa Juan Pablo II y desde 1990 presidía el Consejo Pontificio para la Familia.

El purpurado colombiano, quien permaneció varios días en coma y en algunos momentos recobró el conocimiento, murió rodeado por algunos familiares que viajaron desde Colombia.

Conocido por sus críticas a los sectores más progresistas de la iglesia latinoamericana y su rol de celoso guardián de la moral, el cardenal colombiano López Trujillo fue uno de los “grandes electores” del papa Benedicto XVI.

Nacido en el pequeño poblado de Villahermosa (Tolima, suroeste) el 8 de noviembre de 1935, López presidió con firmeza el Consejo Pontificio para la Familia, desde donde condenó la legalización del aborto, la homosexualidad, el feminismo y el uso del condón.

Ordenado sacerdote en 1960 en Bogotá, tuvo como compañero de estudios al sacerdote Camilo Torres, que moriría combatiendo en las filas de la guerrilla izquierdista colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en 1966.

Consagrado obispo en 1971, López se convirtió un año después en el secretario de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (Celam), de la que luego sería su presidente. Desde allí propició una revisión del documento de Medellín y en particular de la opción preferencial por los pobres.

El cardenal colombiano fue entre los férreos perseguidores junto con el entonces cardenal alemán Joseph Ratzinger, actualmente papa Benedicto XVI, de los teólogos de la liberación como Leonardo Boff (Brasil), Jon Sonbrino (El Salvador) y Gustavo Gutiérrez (Perú).

La cercanía con Ratzinger y con Juan Pablo II lo llevó a ser nombrado cardenal cuando apenas tenía 47 años y a desarrollar una ascendente carrera. Fue uno de los prelados de América Latina que ha llegado a los más altos cargos dentro de la Curia Romana.

You must be logged in to post a comment Login