Pontífice reconoce a caídos en misiones humanitarias

Por Andrés Beltramo

Naciones Unidas.- Todos los voluntarios de la ONU caídos en misiones humanitarias o en territorios de conflictos alrededor del mundo se han sacrificado por la paz y la justicia y algunas veces poco reconocidos, expresó Benedicto XVI en la sede de Naciones Unidas.

Al dirigir un mensaje ante empleados, personal administrativo, diplomáticos y traductores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el pontífice destacó que tan sólo en 2007, los fallecidos en esas circunstancias sumaron 42.

“Recordamos a tantos civiles y custodios de la paz que han sacrificado sus vidas sobre el terreno por el bien de los pueblos a los que sirven, recordamos también a la gran multitud de los que dedican su vida a labores no suficientemente reconocidos”, dijo.

En el salón de plenos del Palacio de Vidrio de la ONU elogió la tarea de promoción de la paz y la justicia que llevan a cabo todos los agentes de Naciones Unidas y comparó a la institución con el Estado Vaticano por la vocación de ambas de apertura al mundo.

“Se habla frecuentemente de ustedes como la familia de naciones, de la misma manera podría hablarse de esta sede de Nueva York como un hogar doméstico, un lugar de bienvenida y de preocupación por el bien de los miembros de la familia en todas partes”, ponderó.

“Es un lugar excepcional para promover el aumento de la comprensión mutua y de la colaboración entre los pueblos; el personal aquí es como un microcosmos del mundo entero en el que cada uno da una aportación indispensable”, ponderó.

Durante su visita al máximo organismo diplomático mundial, el Papa regaló el cuadro titulado “Civitas Vaticana”, pintado por Antonio Sannino y que representa el nuevo mapa de la Ciudad del Vaticano, con motivo de su primera visita a la Biblioteca del Estado Pontificio.

El líder de la Iglesia Católica firmó también el libro de oro de las Naciones Unidas, en el cual escribió “Erid opus iustitiae pax”, que corresponde a un pasaje bíblico del texto del profeta Isaías, que significa “la hora de la justicia es la paz”.

Papa defiende labor de ONU como mediador de paz internacional

Naciones Unidas.- El Papa Benedicto XVI defendió el viernes la validez de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como institución capaz de controlar conflictos internacionales, cuya labor no limita la soberanía de los países.

“La acción de la comunidad internacional y de sus instituciones dando por sentado el respecto de los principios que están a la base del orden, nunca debe ser interpretada como una imposición injustificada”, dijo en el aula de plenos del Palacio de Vidrio.

El pontífice dirigió un largo y profundo discurso ante diplomáticos de 192 Estados miembros de la ONU, a quienes habló sobre los derechos humanos y el riesgo de su manipulación, al tiempo que lanzó una defensa a la libertad religiosa.

En la actualidad, advirtió, existe una crisis en el consenso multilateral a causa de la subordinación de la diplomacia a las decisiones de unos pocos, mientras los problemas del mundo exigen intervenciones conjuntas de la comunidad mundial.

Apuntó que los asuntos de seguridad, desarrollo, desigualdades, recursos y clima requieren una acción organizada de todos los responsables, que deben demostrar disponibilidad para actuar de buena fe y promover la solidaridad con las regiones más débiles del mundo.

“En el contexto de las relaciones entre los países es necesario reconocer el papel superior que desempeñan las reglas y las estructuras intrínsecamente ordenadas a promover el bien común y por tanto a defender la libertad humana”, estableció.

Según el líder religioso cuando se violan gravemente la libertad y la dignidad del hombre (como en la guerra), los valores que inspiran y gobiernan el orden internacional se ven amenazados y minados en su base.

Benedicto XVI fue invitado a la ONU con motivo del 60 aniversario de la declaración universal de los derechos del hombre, que se cumple este 20

You must be logged in to post a comment Login