Se divide organización de mexicanos en California

Los Angeles.- El Consejo de Federaciones Mexicanas (Cofem), con sede en esta ciudad, quedó dividido al exigir un grupo de inconformes la destitución de Francisco Moreno y Arturo Carmona, presidente y director, respectivamente, por supuestos malos manejos.

Los inconformes, encabezados por Roberto Bravo, de la Federación de Puebla, tomaron la víspera la sede del Cofem, la más importante organización de federaciones mexicanas en el sur de California y la clausuraron en demanda de la renuncia de Moreno y Cisneros.

El Cofem, organización no lucrativa, está integrado por 16 federaciones que representan igual cantidad de estados mexicanos y tiene un presupuesto anual de alrededor de 500 mil dólares, obtenidos de donaciones y aportaciones de los miembros.

Bravo denunció que los malos manejos de los directivos han forzado la salida del Cofem, en diferentes momentos, de las federaciones de Jalisco, Zacatecas, Baja California, Aguascalientes y el retiro voluntario de la Federación de Oaxaca.

Ante esas irregularidades, los representantes de las federaciones de Yucatán, Veracruz, México Unido, Sonora, Michoacán y Puebla se unieron para mostrar su inconformidad.

Después de la toma de las instalaciones, ya reabiertas, los líderes de ambas partes conformaron un comité de negociación para buscar un acuerdo y dejar a un lado sus diferencias.

Sin embargo, la situación se ha complicado tras cancelarse una reunión que tendría lugar primero en el Consulado de México en esta ciudad y después en la Placita Olvera.

“Soy el tesorero del Cofem, pero nunca se me informaba de montos arriba de cinco mil dólares y hay cosas que no han estado muy claras”, denunció Luis García, secretario de la Federación de Veracruz, quien forma parte de los disidentes.

“Además, hay viajes y gastos no especificados por Carmona y por eso hemos exigido una auditoria independiente y no la que nos han presentado”, advirtió en entrevista con Notimex.

Por separado, Francisco Moreno manifestó que el trasfondo del conflicto está en un requisito, aprobado hace unos meses, para exigir certificación de membresía a las federaciones que integren el Consejo.

“Muchas de las federaciones no representan a nadie y no cuentan con el mínimo de cinco clubes, que se estableció en la más reciente reforma y ahí es donde están presionando para que ese requisito no se imponga”, alertó.

También dijo que todos son instigados por Roberto Bravo, quien funge como coordinador de comunidades del Cofem y a quien se le llamó la atención por dar entrevistas en Puebla, México, con ese título.

“El buscó al gobernador de Puebla, Mario Marín, para pedirle que le diera la Casa Puebla, aquí en Los Angeles, tras el arresto de Ramón Gil, pero como no fue ni recibido, dio declaraciones usando su cargo de Cofem”, explicó.

“Cuando se le llamó la atención, empezó este movimiento y ha movilizado a dirigentes de organizaciones que nunca pertenecieron a Cofem, como los oaxaqueños y otros que pretenden aprovechar el momento para ingresar”, apuntó.

Entre éstos, dijo, están Gustavo Santiago, quien formó, casi al mismo tiempo que el Cofem, a la organización FOMUSA (Federación de Organizaciones Mexicanas en USA), pero que con el tiempo se extinguió por su nula actividad, aseguró.

“Santiago no tiene ninguna representatividad entre los oaxaqueños, al igual que Eduardo Ruiz, que dice encabezar a Aguascalientes, pero que no tiene membresía y luego asegura ser de Baja california porque de ahí es su novia”, denunció Moreno.

“Este es un berrinche muy grande de Bravo, que esta alentando a otros que quieren regresar con ánimos revanchistas y quieren destruir la organización que con tanto esfuerzo se ha ido conformando”, abundó.

“Esta es la única organización de mexicanos con estructura y que planeamos hacerla a nivel nacional” y afirmó que ya hay alianzas con organizaciones de los estado de Illinois, Texas, Washington y Oregon.

Moreno reflexionó que este momento es una crisis de las organizaciones mexicanas. “Y es tri

You must be logged in to post a comment Login