Asesinato de una niña desata un frenesí mediático en Brasil

SAO PAULO (AFP) – Brasil, en donde 60 millones de personas rinden culto cada noche a las telenovelas, asiste al drama real del asesinato de una niña que moviliza desde hace dos semanas a los medios y tiene en ascuas a la población.

La muerte de Isabella Nardoni, de 5 años, estrangulada y lanzada desde el sexto piso del apartamento de su padre en Sao Paulo el 29 de marzo, conmocionó por su brutalidad y por la clase social de la víctima.

A diferencia de los 45.000 asesinados cada año en Brasil, Isabella era parte de una acomodada familia de clase media y no provenía de las violentas favelas.

“Es una realidad horrible pero creo que los brasileños se acostumbraron a la violencia en las favelas y les llama mucho la atención cuando ocurre en una familia de clase media aparentemente normal”, dijo a la AFP la periodista Gabriella Dorlhiac, del diario O Estado de Sao Paulo.

Las portadas de los diarios y revistas y los informativos de radio y televisión hacen un enorme despliegue informativo, digno del crimen más misterioso.

El viernes, centenares de reporteros, fotógrafos, camarógrafos movilizados en decenas de camionetas y hasta en helicóptero, concentraron sus focos en el padre de Isabella, Alexandre Nardoni, de 29 años, y en su madrastra, Anna Carolina Jatoba, de 24 años, quienes fueron escoltados por una élite de oficiales hacia una estación de policía.

Ambos insisten en que no tienen nada que ver con el asesinato. Nardoni dice que un intruso mató a su hija mientras él descendía al garaje donde se encontraba su esposa.

Pero las pruebas de la policía muestran que nadie forzó puertas para llegar al dormitorio de Isabella, cuya red de protección en la ventana fue cortada para lanzarla al vacío.

Microscópicas partículas de sangre de la pequeña fueron encontradas en una prenda recién lavada y vecinos dijeron haber escuchado gritos de la niña durante la noche del crimen.

Todas las pistas fueron pasadas a los medios, los cuales las desmenuzaron y generaron numerosas discusiones ante las cámaras.

La atención dada a este caso es comparable a la que dio la prensa británica al caso de Madeleine McCann; una niña desaparecida el año pasado cuando estaba con su familia en Portugal y las sospechas se concentraron en los padres.

Dorlhiac, que cubre el área internacional de O Estado de Sao Paulo, dijo que ambos casos tienen en común que la víctima es “una hija de una familia de buena posición”.

La red Globo de televisión, la principal de Brasil, se cuenta entre los medios que más se concentró en la historia de Isabella.

Una portavoz de Globo, Muniky Sena, dijo que para cubrir el caso fueron movilizados 15 equipos de reportero y camarógrafo, dos motos y tres camionetas para transmisión en vivo.

“La atención de los medios es proporcional al interés que el caso despierta en el público”, dijo.

El profesor Waldenyr Caldas, especialista en cultura brasileña de la Universidad de Sao Paulo, dijo que la “norteamericanización” de las coberturas informativas en Brasil contribuyó al despliegue mediático.

“Antes las noticias se daban como lo hacen en Europa, ahora lo hacen movidos por el estilo de Estados Unidos. Hay mucho sensacionalismo, como hoy en norteamérica”, dijo

El siquiatra Eduardo Ferreira Santos dijo en la cadena de TV Globo News que el caso de Isabella toca mucho las fantasías de la gente.

“En este reality show existen todos los ingredientes que golpean el fondo del alma de las personas (…) ¿Quien mató a Isabella? es la pregunta que está en la cabeza de todos”, dijo.

“De alguna manera todos nos identificamos porque es una familia de clase media como cualquiera”, añadió.

You must be logged in to post a comment Login