Miles en concierto de Café Tacuba, Babasonic e Incubus en Costa Rica

LA GUACIMA, Costa Rica (AFP) – Miles de costarricenses asistieron el sábado en La Guácima de Alajuela, 30 km al norte de San José, al primer día del Festival Imperial 2008, que incluyó entre otros a los mexicanos Café Tacuba, Babasónicos de Argentina y los estadounidenses Smashing Pumpkins.

En una amplia explanada del autódromo La Guácima, con capacidad para 25.000 espectadores, el concierto fue inaugurado poco antes de las 18H00 locales por el ‘Ensamble’, banda formada por algunas de las mejores figuras del rock local.

Café Tacuba fue la encargada de prender la mecha en La Guácima de Alajuela.

Los mexicanos, que se presentaron luego de los rockeros costarricenses ‘El ensamble’, un rejuntado de lo mejor del rock nacional, pusieron a bailar a los miles de asistentes, más de 25.000 según los organizadores.

Café Tacuba puso a bailar a los miles de asistentes, más de 25.000 según los organizadores, con un recorrido por sus principales éxitos, pero literalmente provocó el delirio cuando interpretaron su éxito ‘Ingrata’.

La multitud bailó y saltó agitando luces fosforescentes rojas y violetas –que distribuyeron los organizadores– al ritmo del rock de la banda mexicana, que recorrió lo mejor de sus éxitos.

“Esto para mí es lo máximo. Lo único que le cuestiono a los organizadores es que no hay rampas para discapacitados, pero por lo demás todo está excelente, todo ‘pura vida’, no puedo quejarme”, dijo a la AFP Mariana Guevara, una joven de 25 años que se encontraba apostada en una silla de ruedas.

“Hoy vengo a disfrutar la música de todos los rockeros, pero sobre todo de (la banda estadounidense) Incubus. Mañana vendré otra vez y mi plato favorito será Duran Duran”, los británicos que cerrarán antes de la medianoche el último día del megaconcierto, dijo Guevara, quien viajó con unas amigas desde San José.

“Aquí estamos arrancando la fiesta”, señaló por su parte Alejandro López, un joven empresario de 30 años, que junto a su amigo Joaquín Castro, un ingeniero, degustaba una cerveza en medio de una noche clara y cálida.

“Hoy nuestro grupo favorito será Incubus, aunque disfrutaremos de todos, y mañana por supuesto, Duran Duran”, dijo López, quien lucía una camiseta negra con los nombres de los grupos participantes en el Festival Imperial 2008, pero con un ‘No’ a Enrique Iglesias.

La presencia del español ha generado polémica entre los jóvenes roqueros y seguidores del pop, que afirman que su música no se inscribe en el estilo del concierto de este fin de semana.

“No tenemos nada contra Iglesias, tiene sus seguidores, pero no tiene nada que hacer en este concierto. Yo creo que algunos lo silbarán, pero bueno, también tendrá a muchas chicas que son sus fans”, dijo Castro.

Iglesias será el penúltimo artista en presentarse el domingo, antes del cierre de Duran Duran, los más esperados, sin duda.

“Los organizadores del concierto se apuntaron una nota cien. Todo está muy bien dispuesto. Hay suficientes baños y, lo mejor, muchos kioskos para comprar la ‘birra’ (cerveza) que está bien helada, apenas para enfiestarse”, señaló por su parte Ana Victoria Piedra, una joven estudiante de sicología de 25 años.

Quinientos agentes se encargaban de velar por la seguridad de los asistentes, una verdadera marea humana que disfrutaba el inicio del evento sin provocar ningún tipo de problemas, dijeron los organizadores.

Los artistas se ubicaban en una gran tarima negra en cuya parte alta se divisaba de todas partes del autódromo el lema de “La música nos une”.

You must be logged in to post a comment Login