Calderón recuerda que miles de mexicanos reconstruyeron Nueva Orleans

NUEVA ORLEANS, EEUU (AFP) – El presidente mexicano, Felipe Calderón, recordó este lunes que miles de inmigrantes mexicanos contribuyeron a la reconstrucción de Nueva Orleans, al inaugurar el nuevo consulado de su país en dicha ciudad, en presencia de su homólogo estadounidense, George W. Bush.

“Sé que miles de mexicanos han participado en la reconstrucción de Nueva Orleans; me alegra ver hoy a Nueva Orleans de pie y trabajando”, subrayó Calderón, al inaugurar el consulado que debe atender a los mexicanos que llegaron a Luisiana (sur) tras el paso de Katrina a fines de agosto 2005 para trabajar en la reconstrucción de la ciudad.

“Mi compromiso es que donde quiera que haya un mexicano, ahí esté también el respaldo del gobierno de nuestro país”, añadió el mandatario, antes de recordar que soldados mexicanos cruzaron la frontera después de Katrina para brindar ayuda a los afectados en Estados Unidos.

“Hoy expreso la solidaridad de México con la población de esta gran ciudad y reitero mi reconocimiento a la labor de solidaridad de mexicanos en aquellos momentos, en particular de las Fuerzas Armadas mexicanas que trabajaron colaborando para asistir a la población civil en momentos de tragedia”, dijo.

En el acto previo a la cumbre norteamericana, que se celebra hasta el martes, Bush se limitó a celebrar “la buena señal” de la reapertura del consulado, que había sido cerrado en 2002, y “el regreso” de Nueva Orleans, sin mencionar a los inmigrantes que trabajaron, a menudo en condiciones difíciles.

“Esta ceremonia también va a celebrar el regreso de una gran ciudad de Estados Unidos”, afirmó Bush, momentos antes de abrir la cuarta cumbre norteamericana en la que participará también el primer ministro canadiense Stephen Harper.

En el consulado, el presidente estadounidense dijo haber elegido la ciudad para la cumbre “porque quería enviar el mensaje a los ciudadanos de mi país de que Nueva Orleans está ahora abierta para el comercio, que es un buen sitio para visitar y que se convirtió en una ciudad de esperanza tras la devastación causada por Katrina”.

El huracán golpeó la ciudad a fines de agosto de 2005 y la gestión del desastre por el gobierno de Bush ha sido severamente criticada. El turístico barrio francés y el centro, donde se celebra la cumbre, están ahora totalmente reconstruidos, aunque todavía se ven muchas casas abandonadas y destruidas en otras zonas de la ciudad.

Tras el paso devastador de Katrina por Nueva Orleans a fines de agosto de 2005, el número de mexicanos en el estado de Luisiana se duplicó para situarse en 83.000, en su mayoría trabajadores de la construcción, informó la embajada del país latinoamericano.

Según las estadísticas, la gran mayoría de los mexicanos se instalaron en la misma ciudad de Nueva Orleans, donde representan cerca de la mitad de la mano de obra del sector de la construcción.

Según comprobó la AFP, los inmigrantes mexicanos que llegaron a Nueva Orleans después de Katrina se sienten ahora olvidados, al haber escaseado el trabajo e intensificado las deportaciones de indocumentados.

“Uno trabaja para ellos, hace la peor parte del trabajo y ellos no lo saben valorar”, lamentó Julio, un mexicano de 25 años, en un acto ceelbrado el domingo para intentar hacer oír la voz de los inmigrantes en la cumbre norteamericana.

You must be logged in to post a comment Login