Combatirán por Internet aumento de malaria en Africa

Por Alberto Rabilotta

Montreal.- Los internautas de todo el mundo podrán contribuir financieramente y “construir comunidades de apoyo” a siete proyectos de investigación médica para luchar contra la malaria en Tanzania.

Ideado por Tom Hatfield, un británico de 25 años de edad que cuando era estudiante de secundaria creó “Soccernet” para venderlo luego por 40 millones de dólares, el portal MalariaEngage.org servirá a partir de ahora para apoyar la lucha contra la malaria.

Hatfield, quien estudia en la Universidad de Harvard, dijo a Notimex que descubrió el terrible impacto de la malaria durante una visita por Africa, y que al preguntarse cómo ayudar a los investigadores pensó “en la tecnología que conecta a la gente”.

Con MalariaEngage.Org como un “canal”, dijo esperar encontrar “donde sea a la gente joven para comprometerse con la ayuda en Africa y con investigadores que están buscando soluciones a graves problemas, como la malaria”.

El doctor Peter Singer del Centro de Bioética de la Universidad de Toronto y uno de los organizadores del proyecto, dijo a Notimex que en la actualidad no hay suficientes fondos para financiar los proyectos de investigación médica contra la malaria en Africa.

La iniciativa de Tom Hatfield servirá para que la gente financie con donaciones de 10 dólares o más, pueda seguir y discutir de manera interactiva con los participantes, vía Internet, el desarrollo de siete grupos de investigación médica sobre la malaria, agregó.

El objetivo es conseguir un financiamiento de 10 mil a 50 mil dólares para descubrir o aplicar formas de combatir la malaria, que en Africa causa diariamente la muerte de tres mil niños, es la principal causa de mortalidad en Tanzania y afecta al desarrollo social y económico de Africa.

Hatfield, honrado en 2001 como “Líder Global del Futuro” en el Foro económico de Davos, dijo que el impacto de la malaria lo había golpeado durante un viaje por Africa, y a su regreso él y muchas personas más se preguntaron qué se podía hacer.

Los proyectos que serán financiados en Tanzania incluyen investigaciones médicas en el uso de plantas que repelen a los mosquitos, que son los vectores de la enfermedad, y que de manera práctica han sido utilizadas en el campo de refugiados de Lukole, en Tanzania.

Las picaduras de mosquito y los casos de malaria disminuyeron mucho cuando algunas de esas plantas fueron sembradas en el campo de refugiados, según Hamisi Malebo, un investigador especializado en productos naturales y la medicina tradicional.

Otro proyecto investigará soluciones para poner al alcance de los tanzanios los mosquiteros embebidos de insecticidas, cuyo costo actual de 6.50 dólares es prohibitivo para la mayoría.

Un tercer proyecto a cargo del doctor Julius Massaga investiga terapias contra la malaria para niños menores de cinco años con combinaciones de dos o más medicamentos.

Dos proyectos investigarán el uso de fármacos a base de plantas de la familia Artemisia, de uso en la medicina tradicional china y el principio activo que constituye la “primera línea” de tratamiento en muchos países africanos.

Otro proyecto está dirigido al tratamiento preventivo para las mujeres embarazadas, que son muy vulnerables a la malaria y al ser transmitida al feto provoca nacimientos de niños con anemia y muy bajo peso, lo que aumenta la mortalidad infantil o afecta el desarrollo del niño.

Por último, se financiará un proyecto destinado a mejorar la colaboración entre los “curanderos” tradicionales -que son consultados en las comunidades antes que los médicos o enfermeras- y los trabajadores de salud.

Al resumir su iniciativa Hatfield dijo que se trata simplemente de “ser creadores de una ética de solidaridad con la gente que está sufriendo en Africa”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login