Mantiene Texas custodia de los 416 niños de secta polígama

Dallas.- Una juez estatal de Texas dictaminó que los 416 niños que el pasado 3 de abril fueron rescatados de un rancho propiedad de una secta polígama permanezcan bajo la custodia del Estado.

La juez Barbara Walther dictaminó la noche de este viernes que a los niños y a los adultos, residentes del rancho ubicado en el suroeste de la entidad, se les practiquen exámenes genéticos para determinar sus relaciones familiares.

Las pruebas fueron ordenadas luego que funcionarios de los servicios de protección a la familia de Texas argumentaran tener dificultades para determinar cómo están relacionados los adultos y los niños, tras haber recibido respuestas evasivas y cambiantes en múltiples ocasiones.

La decisión de la juez, en el mayor caso de custodia en la historia de Texas y quizás de Estados Unidos, se dio luego de dos días de maratónicos testimonios en una corte de San Angelo, Texas, atiborrada por cientos de abogados.

Walther dispuso que el Estado retenga la custodia de los niños en tanto se investigan argumentos de abuso sexual contra los menores por parte de sus padres dentro del rancho propiedad de la Iglesia Fundamentalista de Los Santos de los Ultimos Días (FDLS).

Rod Parker, un abogado que sirve de vocero a la FDLS, dijo no poder creer que los niños continuarán retenidos por el Estado y separados de sus padres.

“No existe forma de que la teoría del Estado de que los niños serán adoctrinados, satisface el estándar de un inminente y urgente peligro”, indicó.

La juez Walther advirtió que esto es apenas el inicio del caso e informó que durante las próximas semanas se efectuarán audiencias individuales para analizar y decidir el caso de cada niño.

La remoción de los niños se efectuó a principios de este mes luego de que una adolescente de 16 años denunciara por teléfono los abusos sexuales a los que era sometida por un miembro adulto de la FDLS.

La adolescente habría utilizado un teléfono celular para llamar varias veces a un albergue de violencia familiar y denunciar que estaba siendo golpeada y violada por un hombre con el que fue obligada a casarse y de quien ya había procreado un hijo.

Este viernes, sin embargo, surgieron dudas sobre la autenticidad de esas llamadas.

Agentes de los Texas Rangers, la policía estatal “elite” de Texas, están investigando a una mujer residente de Colorado como “persona de interés” relacionada con las llamadas a un albergue de violencia familiar.

La policía arrestó el pasado miércoles a Rozita Swinton, de 33 años, en la comunidad de Colorado Springs bajo un cargo menor de reporte falso y llamada fraudulenta a finales de febrero, aunque las autoridades no han informado si se trata de las mismas llamadas.

La Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días (FDLS) constituye una rama disidente de la Iglesia Mormona que fue expulsada por continuar ejerciendo la poligamia.

La mayor parte de los miembros de la secta residen en comunidades del sur de Utah y norte de Arizona, pero desde hace unos años algunos se extendieron a Texas y se establecieron en el rancho cerca de la comunidad de El Dorado, en el suroeste de Texas.

El actual profeta y líder de la secta, Warren Jeffs, se encuentra detenido al haber sido declarado culpable el año pasado en Utah de dos cargos de cómplice en una violación y otros delitos relacionados a un matrimonio que realizó en el 2001, entre un adulto y una menor.

Jeffs debe también aún enfrentar cargos en Arizona relacionados a incesto y conducta sexual con un menor además de conspiración.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login