Recuerda Papa discurso en ONU y visita a “zona cero” en su despedida

Por Oscar Santamaría.

Nueva York.- Benedicto XVI agradeció el domingo en su despedida la hospitalidad de los estadunidenses y destacó dos momentos especialmente significativos: su discurso en Naciones Unidas (ONU) y su visita a la “zona cero” de Nueva York.

“Los días que he pasado en los Estados Unidos han estado bendecidos por muchas e inolvidables experiencias de hospitalidad de los estadunidenses”, dijo el Papa en sus palabras de despedida desde el aeropuerto internacional JFK.

Ante tres mil 250 invitados de honor, el Pontífice subrayó dos de los múltiples eventos en los que participó en los últimos seis días. En primer lugar, su discurso del viernes ante la Asamblea General de la ONU.

“Revisando los sesenta años transcurridos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos agradezco todo lo que la ONU ha logrado realizar para defender y promover los derechos fundamentales de todo hombre, mujer y niño en cualquier parte del mundo”, dijo.

Añadió que “aliento a todos los hombres de buena voluntad a continuar esforzándose sin desfallecer en la promoción de la coexistencia justa y pacífica entre los pueblos y naciones”.

En segundo lugar, recordó la visita que hizo este domingo por la mañana a la “zona cero” del Bajo Manhattan, escenario de los trágicos atentados del 11 de septiembre de 2001.

“La visita que esta mañana he realizado a la zona cero permanecerá profundamente grabada en mi memoria”, indicó.

Benedicto XVI agregó que “rezo por todos los Estados Unidos, realmente por todo el mundo, para que el futuro traiga una mayor fraternidad y solidaridad, un creciente respeto recíproco y una renovada fe”. Concluyo su discurso con la frase “Que Dios bendiga a América”.

La ceremonia –en la que sonaron los himnos de Estados Unidos y del Vaticano- tuvo lugar en el hangar 19 del aeropuerto, especialmente habilitado para la ocasión.

Allí fue despedido por jerarcas de la Iglesia Católica de Estados Unidos, con el cardenal y arzobispo de Nueva York, Edgard Egan, a la cabeza, así como por el vicepresidente estadunidense, Dick Cheney, y su esposa Lynne.

“Unos 60 millones de estadunidenses profesan su credo pero todos respetan a este mensajero de paz, justicia y libertad. Lo han recibido con reverencia y afecto”, dijo Cheney.

Indicó que trajo “a esta variada nación” un “único mensaje de esperanza y salvación”.

Cheney hizo especial hincapié en la visita que el Pontífice hizo a la “zona cero” de Manhattan.

Papa exige congruencia política y social a los católicos de EU

Por Andrés Beltramo Alvarez

Nueva York.- El Papa Benedicto XVI exigió a los católicos de Estados Unidos ser congruentes social y políticamente, para evitar caer en una “doble vida” que separa la fe del actuar cotidiano.

Los instó a “rechazar la falsa dicotomía entre la fe y la vida política, porque ninguna actividad humana, ni siquiera en los asuntos temporales, puede sustraerse de la soberanía de Dios”, durante la homilía de la misa el domingo que encabezó ante 60 mil personas.

En el estadio de beisbol de los Yanquis de Nueva York, donde se congregaron fieles incluso de la costa oeste del país, el líder máximo de la Iglesia llamó a superar toda separación entre fe y vida, oponiéndose a los “falsos evangelios de libertad y felicidad”.

Esta congruencia, agregó, debe ser utilizada para defender los “valores inmutables” que son las “únicas verdades”, para garantizar el respeto a la dignidad y los derechos de todo hombre, de toda mujer y niño.

En el discurso, pronunciado en inglés, defendió también los derechos de “los más indefensos” de todos los seres humanos, como los niños que están aún en el seno materno.

Con estas palabras el obispo de Roma se refirió a un delicado tema en Estados Unidos, donde más de 60 millones de personas se declaran católicas, muchos de ellos políticos con cargos como senadores o diputados.

La posición política de estos cristianos es motivo de de

You must be logged in to post a comment Login